Atletas de Hebraica en las categorías máster y open están preparados
26 Mayo, 2017
Mini tortas de queso que no requieren hornear
26 Mayo, 2017
Mostrar todo

Algo más que aprender de Shavuot

Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

SHAVUOT

Algo más que aprender de Shavuot


Rachel Chocrón de Benchimol
benchimolrachel@hotmail.com

Queridos lectores:

El tiempo trascurre rápidamente, aun más con la avalancha de información que a diario manejamos, gracias a todos los acontecimientos que literalmente vivimos como propios, debido al uso a veces indiscriminado de las redes sociales que nos embotan y nos alejan de los eventos que en nuestro calendario judío se destacan, como lo es, sin duda, la entrega de la Tora dentro de la festividad de Shavuot.

El Talmud establece que el pueblo judío, la Tora y Dios son uno, indivisibles, y que todos juntos forman el triángulo del Maguén David que de forma equidistante se entrelazan uno con otro, sin importar el punto de partida.

Ahora bien, arrancando con de esta idea, podríamos establecer el siguiente concepto: el protagonista principal de Pésaj y la salida de Egipto fue sin duda Hashem bendito, quien nos sacó de la esclavitud “con mano fuerte y brazo extendido”, como reza la Hagadá. En la misma secuencia de hechos llegamos a la cuenta de sefirat haomer, donde vamos contando cada día, aspirando llegar a la entrega de la Torá con un nivel espiritual superior al que poseíamos siendo esclavos en Egipto. Y en esta secuencia, fue sin duda Am Israel quien tuvo que hacer el esfuerzo interno para llegar a pulir sus cualidades y su interior, lleno de costumbres e ideas dadas por su condición de esclavos, en un medio ambiente tan hostil como el egipcio.

Pasando la cuenta de las siete semanas, como el nombre de la festividad lo establece, llegamos a la celebración de Shavuot, cuando nos fue entregada la Torá, que sin duda simboliza el ente protagónico de esta fiesta que muchas veces pasa inadvertida en nuestro calendario, simplemente por no saber el gran alcance que ganó la humanidad al poseer la Torá como manual de vida ético y moral por excelencia.

En este mismo contexto, existe una incongruencia aparente en la lectura del pasuk de la Hagadá que dice: “Si nos hubiese llevado al pie del monte Sinai y no nos hubiese dado la Tora, ¡Dayénu!”.

¿Cómo podemos afirmar este pasuk si partimos de la base de que Hashem, Am Israel y la Torá son un triángulo indivisible que forma un todo absoluto?

Pues bien, una de las respuestas que ofrecen los jajamim se basa en el hecho de que Am Israel ganó tal nivel de Emuná durante los 49 días antes de llegar al pie del monte Sinai, que afirmaron sin duda alguna la famosa frase Naasé Venishmá, “Haremos y escucharemos”, con la que se comprometían de manera absoluta y con pleno convencimiento a cumplir las mitzvot de la Torá aun sin haberlas escuchado ni haberlas recibido en físico con la entrega de las Tablas de la Ley.

El nivel de Emuná alcanzado por Am Israel fue tan elevado y perfecto que su lazo con el Creador del Mundo los llevó a dejarse conducir sin protesta ni duda, por Quien los había sacado de Egipto y Quien obró milagros tan maravillosos como los que ellos observaron durante su travesía por el desierto, hasta llegar al pie del monte Sinai.

En pocas palabras, Am Israel se “resteó” con Su Creador y Lo siguió fiel y firmemente en todo lo que el maestro, Moshé Rabéinu, les iba dictaminando a través del camino hacia la libertad.

Quiera Dios que nosotros, en esta generación, alcancemos el nivel de Emuná y compromiso total con las mitzvot que nuestros antepasados alcanzaron, teniendo claro y no dudando que todo, absolutamente todo lo que viene de Dios, es bueno y es lo que nos conviene, obteniendo así la paz y tranquilidad espiritual que tanto anhelamos, sobre todo en estos momentos de inestabilidad en nuestra comunidad, en nuestro país y en todo el mundo.

Que recibamos nuevamente la Torá con alegría y aceptación total de sus mandamientos, y toda la dulzura que emana de ella, para esperar tiempos mejores. ¡Amen ve amen!

Jag Saméaj para mi querida comunidad, y mi agradecimiento al rabino Samuel Benarroch, quien me impartió los conocimientos desarrollados en este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close