KEHILÁ
Concejo Municipal de Chacao conmemoró la Shoá
10 Febrero, 2018
KEHILÁ
La kehilá disfrutó un Tu Bishvat en familia
15 Febrero, 2018
Mostrar todo

Carta de Rayma Suprani a la comunidad

ESPECIAL
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

ESPECIAL

Carta de Rayma Suprani a la comunidad

Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV)
Ciudadanos del Mundo

Me dirijo a ustedes en esta oportunidad para aclarar algunos puntos sobre la polémica alcanzada por una caricatura de mi autoría, donde utilicé un símbolo religioso que ha desatado disgusto en la comunidad judía.

En principio mi intención no fue ofender a la asociación judía venezolana e internacional, de la cual soy profundamente admiradora, gracias a amigos que mantengo con mucho afecto y admiración, y por supuesto desde que aprendí en mis tempranas lecturas de historia lo difícil de ser una sociedad sobreviviente de odios y aniquilamientos masivos como fue el Holocausto.

En mis años de caricaturista he pasado por muchas experiencias frente al dibujo, yo misma he sido perseguida por el totalitarismo, he tenido que salir de mi país en búsqueda de otras tierras debido a muchos insultos y amenazas. Hoy en día vivo en un país libre y donde cada quien puede pensar libremente sin ser perseguido por el Estado.

En mi sentir y en mi pensar como mujer creadora les puedo asegurar que no hay ni un milímetro de “antisemitismo”, como se me ha catalogado en las redes sociales, y como se me ha insultado sin dejarme exponer argumentos valederos. Por eso cobra más sentido escribir esta carta para ustedes.

Si no fuera así también lo diría, con el tiempo tengo la tendencia a ser yo misma y a no ocultar la postura que me lleva en la búsqueda de mi propia vida. Creo en la palabra y en la discusión de las ideas, de una forma pacífica y sin la intención de aniquilarnos en las diferencias, con venganzas personales disfrazadas de argumentos, sino en utilizar el diálogo para la grandeza.

Creo y estoy segura de que todos, en algún momento, nos equivocamos y cometemos errores. Si esta caricatura fue un error, debido a la incorporación de un elemento “sagrado” que representa una cultura, yo asumo ese fallo y pido disculpas públicas, sé que eso no me empequeñece sino que me engrandece y me hace seguir adelante, por el camino de saber que la caricatura para mí no es un acto de crueldad, sino por el contrario es un espacio de encuentro, donde se exponen temas álgidos para entender detrás de lo oculto lo que subyace.

Mi pluma siempre ha sido fiel a los valores universales, a la democracia, a los derechos humanos y a la libertad de los pueblos. Mantener este pulso iluminado me ha cobrado un alto precio, pero les aseguro que vale la pena.

El uso del Menorá en esta oportunidad no lo vi como un símbolo religioso sino político, y confrontar religión o dogma con la razón es como juntar agua con aceite, lo cual puede traer consecuencias explosivas. Así me ha pasado también cuando he realizado caricaturas críticas a la Iglesia Católica utilizando la cruz como símbolo que la representa; he conseguido muchos insultos y hasta pasajes gratis a los infiernos, como también ocurrió con los caricaturistas de la revista francesa Charlie Hebdo, los cuales fueron asesinados por dibujar a Mahoma. NO creo que merecían ser asesinados.

La libertad de expresión es un territorio aún poco explorado, y con muchas aristas para su discusión en mitad de las diferencias.

Personalmente me dirijo a la comunidad judía para exponer mi error, asegurar que no soy antisemita, que mi pluma no está comprometida con hacer daño, y que aprender de los errores es más importante en la vida que no equivocarse.

Atentamente

Rayma Suprani

Caricaturista

Me dirijo a ustedes en esta oportunidad para aclarar algunos puntos sobre la polémica alcanzada por una caricatura de mi autoría, donde utilicé un símbolo religioso que ha desatado disgusto en la comunidad judía.

RECUERDA

DENUNCIA

2 Comments

  1. Alexander Mendoza dice:

    Creo que es incorrecto que se disculpe, porque la libertad de ideas o prensa contempla el a veces ofender a cierto grupo, es de hecho inevitable. ¡Cuántas veces se ofende a Jesús o a los cristianos! y eso hay que tolerarlo; de lo contrario, seríamos como los extremistas islámicos.

  2. Rayma Suprani, es una artista caricaturista, demócrata al 100%, defensora de todas las libertades, justa, honrada, la cual ha librado una lucha sostenida por la situación de Venezuela, y siempre ha apoyado al pueblo israelí, todo mi afecto y respeto a su persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close