Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
Cartas
Contraportada
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Magazine
Opinión
Página Dos
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

DOSSIER

Promoción “Tikva – Tenemos confianza porque hay esperanza”

Egresó la LVIII Promoción de bachilleres Colegio Moral y Luces “Herzl-Bialik”

E l 19 de julio se llevó a cabo el acto de graduación de la quincuagésimo-octava promoción de bachilleres del Colegio Moral y Luces “Herzl-Bialik”, denominada “Tikva - Tenemos confianza porque hay esperanza”, la cual se llevó a cabo en la plaza Gan Haatzmaut.

Colmados de aplausos hicieron su entrada al recinto los 62 graduandos, quienes estuvieron acompañados de padres, abuelos, tíos, hermanos y amigos que se dieron cita en este día tan especial.

La mesa directiva estuvo conformada por Thelma Bromberg, presidenta del Sistema Educativo Comunitario; la directora del Liceo, Eunice Witschi; el rabino Elías Bittan, director de Asuntos Religiosos del SEC; el rabino Yaacov Kraus, director de Estudios Judaicos del SEC; Sarah Serruya de Benaim, presidenta de SOPRE; y los padrinos de promoción: el rabino Samuel Garzón y los profesores Alirio Hidalgo y Richard Marcano.

Para dar inicio al emotivo acto, los rabinos Bittan y Kraus dieron una bendición especial a los graduandos. Acto seguido, Rosa Bittan, presidenta entrante del SEC, ofreció unas palabras de salutación a los jóvenes graduandos: “Hoy que emprenden nuevos y diferentes destinos, llevarán consigo las enseñanzas de sus padres y maestros, el legado de una religión y cultura milenaria, el gentilicio de un país de vencedores y la afinidad con un país de leche y miel, pues son ustedes nada más y nada menos que jóvenes judíos venezolanos sionistas. Hoy, egresados del mejor colegio del mundo y miembros de una comunidad única. Nunca olviden que estas son sus raíces, pues en ustedes están los futuros profesionales y voluntarios que continuaran enalteciendo y engrandeciendo a esta kehilá y a este maravilloso país”.

Entrega de reconocimientos

De seguidas se entregaron reconocimientos a los estudiantes que se destacaron por su desempeño, a lo largo de sus cinco años en el Liceo.

La placa “Morá Fania Lapscher”, a través del cual se reconoce por sus excelentes notas en materias judaicas a lo largo de su vida académica, correspondió a la joven Nicole Aguilar.

El segundo reconocimiento fue otorgado al alumno con el mejor promedio en materias generales y mejor promedio global de primero a quinto año: Nicole Aguilar y Samantha Puterman.

El Premio Alumno Integral, reconocimiento otorgado por los docentes de quinto año a aquel alumno que se caracterizó por ser buen compañero, colaborador, respetuoso y con alto rendimiento académico, correspondió a la alumna Claudia Sacks.

El premio “Itzjak Rabin”, otorgado como reconocimiento por parte de los propios estudiantes a un alumno que se haya destacado por ser colaborador, buen compañero, respetuoso y ejercer un liderazgo positivo, fue otorgado a Alberto Elejalde.

A continuación, la directora del Liceo, Eunice Witschi, pronunció unas sentidas palabras: “Hoy estamos aquí por ustedes. Solo por ustedes. No me lo hubiera perdido por nada. Hoy es EL día. Si viviéramos tiempos normales sería fácil decir ‘el día en el que salen de la burbuja’. Lo común. Pero no, no son tiempos normales, y ustedes salieron de la burbuja en abril cuando la realidad les dio de frente. A algunos con más fuerza que a otros, pero a todos nos envolvió un torbellino de sustantivos: angustia, tristeza, valentía, miedo, admiración, esperanza. Supieron escoger muy bien el nombre de su promoción, esperanza. Esa que los griegos no sacaron de la caja de Pandora, esa que mantuvo al pueblo judío durante toda su historia con la mirada puesta en Jerusalén, esa que mantiene a los venezolanos en las calles trabajando por un futuro mejor para todos, esa que hará volver a los que se fueron. Sí, lo escogieron bien”.

Entrega de placas

Como ya es tradición, se realizó la entrega de placas a los padrinos de la promoción, rabino Samuel Garzón, Alirio Hidalgo y Richard Marcano; a la dirección del Liceo, recibida por su directora Eunice Witschi; y a la Sociedad de Padres y Representantes (SOPRE), recibida por Sarah Serruya de Benaim.

En nombre de los padrinos, el profesor Alirio Hidalgo dirigió unas palabras a los graduandos: “El éxito no se mide con un premio, ni un título ni una cuenta bancaria; el éxito se mide en lo feliz que se puede ser llevando la vida que llevamos, haciendo lo que hacemos y estando con quienes estamos. Por ello, si en algún momento de sus vidas quieren saber qué tan exitosos son, pregúntense si haciendo lo que hacen, viviendo como viven y estando con quienes están son felices, y sobre todo si los llevará a donde quieren estar mañana. Mas tengan cuidado con esto último, porque el éxito es sinónimo de felicidad pero no de egoísmo. Recordemos lo que decía aquel maravilloso y casi desconocido poeta latinoamericano Jairo Aníbal Niño: “Nadie puede ser feliz viviendo entre un hatajo de infelices”; por eso en su vida compartan sus éxitos, su felicidad, su amor, su bondad y su perseverancia, porque las cosas buenas son las únicas que se multiplican cuando se comparten”.

Antes de proceder a la entrega de títulos, la alumna Joanna Ravachi ofreció unas palabras en representación de los graduandos: “Tenemos sentimientos encontrados: alegría y tristeza, confianza y miedos, risas y llantos. Nos graduamos, hermanos, hemos logrado nuestro objetivo. Ahora nos queda demostrarle al mundo quiénes somos y perseguir nuestros sueños. Este es el alcance que tiene un día como hoy, en el que recordamos lo que hemos vivido, estamos agradecidos por lo que somos, y valoramos los esfuerzos que nos trajeron hasta aquí. Hoy nos despedimos de eso que decíamos que nunca iba a terminar, de pararse por las mañanas, ponerse ese suéter rojo con mucho sueño e ir al colegio. Hoy nos despedimos de los profesores que hicieron un gran trabajo con nosotros. Y lo más importante, hoy daría lo que fuera por volver atrás y estar en ese pupitre haciendo un examen. Para concluir, pido a todos mis compañeros de la promoción “Tendrás confianza porque hay esperanza” que cierren los ojos y se agarren de las manos, para que este recuerdo les quede sellado en su mente”.

Una vez culminado el acto se procedió al brindis en honor a los graduandos, en el que profesores, familiares y alumnos compartieron una agradable velada.

Este acto se llevó a cabo gracias a la coordinación de Mely Melul y Luis Garrido.

María C. Camacho

Comunicaciones Institucionales del SEC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close