Behar: ¿Esclavos? Sí
20 Mayo, 2016
El estado de salud de Israel
20 Mayo, 2016
Mostrar todo

El estado de salud de Israel

DOSSIER

El estado de salud de Israel

Desde hace muchos años Israel ha sobresalido gracias a la calidad de la atención médica que ofrece, tanto a sus residentes como a los extranjeros que requieren algún tratamiento. Todo esto a raíz de las políticas implementadas por el gobierno que se ha preocupado en prestar un servicio a todos por igual

María Alejandra Peñalver

C uando se habla de Israel inmediatamente muchas personas imaginan el “conflicto”. Sin embargo, rara vez se hace referencia a los grandes aportes que desde hace tiempo ha venido realizando este país en el ámbito de salud, para beneficio de toda la humanidad.

Desde su creación, el Estado de Israel se ha preocupado por invertir considerablemente en el área de la ciencia con aportes, mediante investigaciones, que han dado origen a medicamentos y tratamientos avanzados, que lo han posicionado como referencia mundial.

El sistema de salud de Israel ofrece una gama de servicios de medicina preventiva y comunitaria, con hospitales de excelencia (varios de ellos entre los mejores calificados a nivel mundial), favoreciendo así una elevada calidad de vida que contribuye a la longevidad de sus habitantes.

Este servicio médico es de carácter universal, y se dispensa tanto por el Estado como por el sector privado, siendo financiado obligatoriamente, en un porcentaje, por todos los ciudadanos.


Breve vistazo histórico

A principios del siglo XX se realizaron jornadas de vacunación y prevención en Jerusalén, como parte de la campaña en contra de la malaria y la viruela, ya que era una zona con gran cantidad de basura que ocasionaba el deterioro de la salud. En aras de evitar la propagación de estas enfermedades, la comunidad judía proporcionó servicios médicos gratuitos, a través de clínicas que posteriormente tuvieron renombre por su dedicación y atención.

El sistema de salud en Israel tiene orígenes que se remontan al período del Mandato Británico (1922-1948), con un seguro (Kupat Jolim) creado por la unión sindical Histadrut para sus afiliados. Como la Histadrut agrupaba a casi todos los trabajadores de la comunidad judía, se convirtió, de hecho, en un servicio universal para el yishuv.

Tras la independencia, la Histadrut abrió su membresía a todos los ciudadanos del nuevo Estado, es decir, incorporó a los árabes, drusos y demás minorías del país, con lo cual también quedaron afiliados al sistema público de salud. Posteriormente, en 1973, se promulgó una ley especial que obliga a los empleadores a participar en el seguro médico de sus trabajadores, mediante un pago al Fondo de Mantenimiento de la Salud.

Sin embargo, fue en el año 1990 cuando la salud en Israel empezó a consolidarse como uno de los mejores servicios a escala mundial; una comisión, creada por el gobierno, evaluó a través de encuestas la eficacia de este sistema, lo cual dio origen a la promulgación de la ley vigente.

La salud de Israel en cifras

Según la publicación Hechos de Israel, en el año 2003 el país contaba con 29.000 médicos, 8000 odontólogos y 5000 farmacéuticos en los hospitales y clínicas que ofrecen a sus pacientes técnicas y procedimientos avanzados, desde fertilización in vitro, exploración computarizada, cirugías cerebrales hasta trasplantes de médula ósea y órganos.

En 2011 se contaba con un índice de 3,4 camas de hospital por cada 1000 habitantes (incluyendo los hospitales públicos, privados, generales y especializados y centros de rehabilitación).

Para el año 2014, el portal Datosmacros publicó un informe según el cual la expectativa de vida al nacer se ubicaba en promedio de 82,15 años, 80,30 años para los hombres y 84,10 años para las mujeres. Entre 191 países evaluados Israel ocupaba el puesto 16 en expectativa de vida.

Ley de Seguros de Salud y Atención Médica

En 1995 se promulgó la Ley de Seguros de Salud y Atención Médica, la cual otorga a todo ciudadano membresía obligatoria en uno de los cuatro sistemas existentes de la Organización de Mantenimiento de la Salud (HMO por sus siglas en inglés).

Actualmente existen en Israel cuatro organismos prestadores de servicios de salud: Clalit, Kupat Jolim Meuhedet, Maccabi y Leumit. Estas organizaciones consisten en una mezcla de entes privados, semi-privados y públicos. Los ciudadanos pueden inscribirse en una de estas entidades con la opción, una vez al año, de pasar a otra si así lo desean. Igualmente, la HMO brinda a los ciudadanos la posibilidad de obtener seguros complementarios, con el fin de disponer de tratamientos no estipulados por el sistema público.

Todos los ciudadanos que pertenezcan a alguna de estas instituciones cuentan con una cobertura que incluye diagnóstico médico, así como tratamiento, medicina preventiva, hospitalización (general, maternidad, siquiátrica y crónica), cirugía y trasplantes, atención odontológica preventiva para los niños, primeros auxilios y trasporte a un hospital o clínica, servicios médicos en el lugar de trabajo, tratamientos por adicción a drogas o alcoholismo, obstetricia (incluyendo tratamiento de fertilidad), medicación, tratamiento de enfermedades crónicas, y servicios paramédicos como fisioterapia y terapia ocupacional.

La ley contempla un sistema de financiamiento público de la salud a través de un impuesto dedicado a esta área, de aproximadamente el 5% del salario de los ciudadanos; este fondo es administrado por un organismo de seguridad social que le aporta recursos a la HMO, tomando en cuenta variables como la edad y cantidad de los miembros de los fondos, tal como lo hacía Clalit (propiedad de la Histadrut), que era el único órgano antes de esta ley que aceptaba a todos los ciudadanos sin exclusión por edad o condición médica.

Los menores de edad están asegurados automáticamente, sin costo adicional, a través del fondo de salud de sus padres. Por su parte los jubilados, estudiantes y desempleados hacen un aporte simbólico, mucho menor al de los trabajadores.

Los olim jadashim (inmigrantes recién llegados) pueden hacer uso del servicio médico exonerados del costo durante los primeros seis meses de su estadía en Israel, a menos que antes del término de dicho período obtengan un empleo, momento en el cual deberán escoger uno de los fondos de salud mencionados y contribuir con el aporte correspondiente según su salario.

Debe destacarse que la ley otorga servicio y atención médica a todos los palestinos que lo necesiten mientras se encuentren en territorio israelí, luego de que en 2009 la Autoridad Palestina cancelara el financiamiento médico para los palestinos en hospitales israelíes, decisión por la cual muchos enfermos en estado crónico y en condición delicada se vieron desprotegidos.

Posteriormente a la puesta en marcha de esta ley, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), tras inspeccionar varios centros de salud del país, calificó al sistema de salud israelí como uno de los mejores del mundo. Asimismo, Bloomberg, firma dedicada al suministro de software financiero, ubicó a Israel en el cuarto lugar entre los 48 países con los sistemas de salud más eficientes.

Algunos aportes médicos de Israel para el mundo

  • Detectar diversas anomalías, entre ellas distintos tipos de cáncer, ahora es posible mediante una prueba de sangre desarrollada en el Tejnión, Instituto Tecnológico de Israel.
  • El investigador Amit Goffer diseñó Rewalk, un asistente biónico comercial para caminar, mediante un exoesqueleto mecánico en las piernas que permitió que atletas parapléjicos participaran en maratones en Londres y Tel Aviv.
  • A través de un análisis de sangre, el Centro Ichilov de Tel Aviv logró aislar una proteína que hará innecesaria la colonoscopia para detectar cáncer de colon.
  • La Universidad Hebrea de Jerusalén desarrolló un neuroestimulador eléctrico que se implanta en el pecho de pacientes con mal de Parkinson, y bloquea las señales nerviosas que producen los temblores.
  • Con el uso de células madre, científicos del Centro Médico Hadassah lograron tratar a un paciente con esclerosis lateral amiotrófica (ELA).
  • Mediante la ya famosa cámara-píldora desarrollada por Given Imaging, que el paciente traga, es posible detectar pólipos, cáncer y fuentes de sangramiento.
  • Con la implementación de un dispositivo de plasma frío, BioWeld1 de IonMed, es posible “pegar” incisiones quirúrgicas en lugar de hacer suturas o grapas convencionales, desinfectando la herida con mínima cicatrización y tiempo de recuperación.
  • Mediante una pieza de titanio ampliable diseñada por la empresa israelí ApiFix, insertada en la columna, se podrán minimizar los riesgos de la escoliosis, o corregir curvaturas severas.
  • El laboratorio Curelight desarrolló un método para curar el acné de los adolescentes mediante la emisión de rayos ultravioleta de alta intensidad.
  • Un “guante” llamado Human Extensions es uno de los tres robots quirúrgicos diseñados en Israel para operaciones complejas mínimamente invasivas. Esta herramienta se adapta al nivel de habilidad de un cirujano, y le otorga mejor visión, precisión, flexibilidad y control.
  • La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), tras inspeccionar varios centros de salud, entre ellos hospitales y clínicas, calificó al sistema de salud israelí como uno de los mejores del mundo

    Ayuda médica que traspasa fronteras y conflictos

    Más de 2000 sirios heridos han rescatado las tropas israelíes desde el año 2013, a un costo de 50 millones de shékels, en una operación humanitaria. Algunas de las víctimas rescatadas por Israel pertenecen a grupos salafistas que guardan un profundo odio al Estado judío.

    Las condiciones de asistencia médica en Siria se han visto afectadas por el conflicto, la falta de profesionales de la salud y centros asistenciales en la zona. Gran parte de los niños y adultos rescatados ingresan al territorio con las piernas o brazos rotos. A pesar de la gravedad de sus heridas, la mayoría sobrevive debido a la experiencia que los médicos israelíes han tenido en la asistencia a los soldados. Alrededor del 20% de los sirios tratados por Israel son civiles. Cuando los pacientes están curados, se les traslada a la frontera para que regresen a su país.

    Israel no solo presta ayuda médica a Siria; también ha tendido su labor humanitaria a varios países afectados por catástrofes naturales, como Haití y Nepal. Una de las más recientes fue la atención suministrada a los afectados por el terremoto en Ecuador, ocurrido el pasado 16 de abril.

    En meses recientes, el hermano, la esposa y un cuñado del presidente palestino, Mahmud Abbas, fueron atendidos en un hospital de Tel Aviv. Asimismo, la hija y otros parientes del líder de Hamás, Ismail Haniyeh.

    Hadassah: hospital universitario de excelencia

    Así como el gobierno de Israel ha invertido en un sistema de salud sobresaliente, también existen centros médicos universitarios que forman personal de excelencia.

    Hadassah fue fundado en el año 1918, con un aporte inicial de la familia Rothschild; cuenta actualmente con cinco escuelas médicas en colaboración con la Universidad Hebrea. El Centro Médico Universitario Hadassah posee dos sedes en Jerusalén, ubicadas en el Monte Scopus y en Ein Kerem. La capacidad de atención de estos dos hospitales es de gran magnitud, ya que cuentan con un total de 1000 camas, 31 quirófanos y 9 unidades de cuidados intensivos.

    Además, la red de “servicios satelitales” de Hadassah ofrece programas de salud comunitaria, clínicas especializadas para pacientes ambulatorios, atención en ciudades y pueblos cercanos, y clínicas de consulta en el centro de Jerusalén y Tel Aviv.

    Este centro hospitalario universitario se ha destacado durante casi un siglo por ofrecer servicios a todas las personas sin distinción de etnia, religión u origen, como en el resto del sistema de salud israelí.

    Internacionalización

    La certificación de calidad médica que ha conseguido el Estado de Israel ha sobrepasado fronteras y es referencia para ciudadanos de otras naciones, que recurren al talento de sus especialistas y acuden a recibir tratamiento en sus centros médicos, por su calidad y costos más accesibles en comparación con otros países. Miles de extranjeros hacen uso de los servicios médicos de Israel cada año.

    El talento humano existente en el área de la salud en Israel es reconocido y sobresale en el diagnóstico de enfermedades crónicas. Buena parte de estos especialistas son inmigrantes de la ex Unión Soviética que llegaron en la década de 1990. Actualmente se continúa en la preparación de la generación de relevo, y en esto los centros médicos universitarios, como Hadassah, cumplen un papel fundamental.

    Fuentes:

  • Enlace Judío
  • Hadassah Latinoamérica
  • Hechos de Israel 2003
  • Israel21c
  • Itongadol
  • www.datosmacro.com/demografia/esperanza-vida/israel
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    demuestra que no eres un robot *

    Close