Ekev: La base
19 Agosto, 2016
El Tejnión es la mejor universidad de Israel
19 Agosto, 2016
Mostrar todo

El judo brinda satisfacciones a Israel en Río

CONTRAPORTADA

Juegos Olímpicos 2016

El judo brinda satisfacciones a Israel en Río

T ras la medalla de bronce que mereció la judoka Yarden Gerbi en la categoría femenina de menos de 63 kg, días después Or Sasson logró otro bronce en la categoría masculina de más de 100 kg.

Sasson, de 25 años, derrotó a sus tres primeros oponentes en el campeonato, y luego perdió la semifinal contra el gran favorito, el ex campeón olímpico y múltiple campeón mundial Teddy Riner de Francia.

La trayectoria de Sasson en estas olimpíadas comenzó con una nota agridulce, porque tras ganar su primer combate, su rival derrotado, el egipcio Islam El Shehaby, se negó a darle la mano, exhibiendo una conducta antideportiva.

Sasson venció a Shehaby por Ippon, la puntuación más alta en judo, que da por finalizado el combate. Luego se acercó a El Shehaby y le ofreció la mano, un gesto caballeresco común entre los judokas tras los enfrentamientos. Sin embargo, El Shehaby, quien había hablado con dureza sobre su oponente israelí antes de encontrarse en la colchoneta, se apartó, desairando a Sasson.

El Shehaby fue abucheado por la multitud en el estadio de Río. Sus acciones fueron posteriormente condenadas por los funcionarios olímpicos egipcios, que afirmaron que el judoka actuó de motu proprio y no recibió instrucciones para desairar a su rival israelí. Posteriormente, el Comité Olímpico Internacional expulsó a El Shehaby al considerar que su conducta atentó contra las reglas del fair play y los valores olímpicos, “en contra del espíritu de la amistad”. La misma decisión tomó el Comité Olímpico Egipcio, que condenó el comportamiento del deportista y lo envió de regreso a su país.


Diploma para el triple salto

La israelí Hanna-Knyazyeva Minenko no logró convertirse en la tercera medallista de Israel en Río 2016 durante la fase final de triple salto, terminando en quinto lugar. Sin embargo, alcanzó grandes logros con un salto de 14,2 metros en su primer intento, coincidiendo con la marca que la metió a la fase final en el octavo lugar entre otras finalistas.

Knyazyeva Minenko mejoró su distancia con 14,39 metros en su segundo salto, subiendo a la sexta posición. El siguiente salto fue de 14,32 metros antes de su mejor intento de 14.68 metros, que la ubicó en un quinto y muy respetable lugar.

Caterine Ibarguen de Colombia ganó la medalla de oro en triple salto con un resultado de 15,17 metros en su cuarto intento. Yulimar Rojas de Venezuela se llevó la plata con 14,98 metros, y Olga Rypakova de Kazajstán se conformó con el bronce tras un salto de 14,74 metros.

El mismo día, la windsurfista israelí Maayan Davidovich perdió la medalla en las finales de Vela RS:X. Davidovich, de 28 años, terminó en el noveno lugar en la última carrera, con un tiempo de 24 minutos y 46 segundos, logrando la séptima posición general.

Con información de Aurora, La Vanguardia

y The Times of Israel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close