Nasó: bendición de bendiciones
26 Mayo, 2017
“Haremos y escucharemos”, consigna de vida
26 Mayo, 2017
Mostrar todo

Gabriel Chuchani, In Memoriam

Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

SHIVÁ

Gabriel Chuchani, In Memoriam

Z’L

1924-2017

E l 30 de abril falleció en Caracas Gabriel Chuchani, químico de profesión, reconocido como el padre de la Química moderna en Venezuela. Su ejemplar comportamiento lo convierte en paradigma a seguir por la juventud estudiosa venezolana.

Nacido en Jerusalén en 1924 en el seno de una familia judía, llegó a Venezuela en 1929 junto con sus padres, como tantos otros inmigrantes que hicieron de Venezuela su lugar de residencia y trabajo y luego su patria.

Realizó sus estudios de primaria y secundaria en colegios públicos, los primeros en la Escuela República de Brasil y el bachillerato en el Liceo Aplicación de Caracas, donde obtuvo el título de bachiller en 1945.

Cumplida esta primera etapa de su formación se marchó a Estados Unidos para realizar sus estudios universitarios. En 1950 recibió el título de Bachelor of Science de la Universidad de Delaware. De inmediato continuó con los estudios de maestría, y al cabo de un año obtuvo el título de magíster de la misma universidad.

Recibió una beca de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, que le permitió seguir los estudios de doctorado, culminando con el título de doctor en química en 1954.

Luego de su larga estancia en Norteamérica, regresa a Venezuela y comienza la búsqueda de trabajo. Su meta era incorporarse a la Universidad Central de Venezuela, pero desistió de ello luego de varios intentos infructuosos. A punto de dejar el país fue contactado por el doctor Marcel Roche para trabajar como investigador en el Instituto de Investigaciones Médicas de la Fundación Luis Roche. Allí pasó tres años, dedicado a la síntesis de compuestos de antimonio destinados a ser usados terapéuticamente en el tratamiento de la bilharzia y la leishmaniasis.

A la caída de Marcos Pérez Jiménez en 1958, Marcel Roche fue nombrado director del Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales (IVNIC), al cual convirtió en Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), con lo cual se abrieron nuevas vías a la investigación.

Chuchani ingresó al IVIC, donde fundó el Laboratorio de Química que sería su lugar de trabajo hasta pocos días antes de su muerte. Allí se dedicó con pasión e intensidad al estudio de los compuestos aromáticos, es decir, el benceno y sus derivados. Esta línea de investigación cambiaría en las décadas siguientes, cuando su interés se orientó hacia la cinética de las reacciones gaseosas.

Es difícil resumir los logros de un científico como Chuchani en tantos años dedicados a la investigación y a la docencia de posgrado en el IVIC. En su laboratorio se ejercitaron numerosos jóvenes. En total dirigió más de 50 trabajos especiales y tesis de grado (maestrías y doctorados). Por sus conocimientos fue incluido como experto en el comité editor de revistas científicas, tanto venezolanas como extranjeras.

Recibió merecidamente numerosas distinciones honoríficas, entre las que cabe citar: Premio Nacional de Ciencias (1985), Miembro Honorario de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia, Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela, Doctor Honoris Causa de la Universidad Simón Bolívar. Es de los pocos estudiantes extranjeros que figura en el Salón de la Fama de las tres universidades estadounidenses en las que estudió.

En el libro Imágenes y huella de Gabriel Chuchani, su autora, Yajaira Freites, al referirse a la incorporación de Chuchani a la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela, señala acertadamente: “Chuchani, el hijo de un judío persa, era el primer químico investigador que se incorpora como tal a la corporación. En ese instante, Gabriel Chuchani representaba una conjunción armoniosa de cómo la ciencia y la sociedad venezolana eran campos abiertos para todo aquel que quisiera hacer carrera a base de talento y esfuerzo”.

A raíz de su deceso, el IVIC decretó tres días de duelo. Con su muerte Venezuela pierde a uno de sus mejores hijos que, aunque no nacido aquí, fue un venezolano cabal durante su larga y venturosa vida.


Abraham Levy Benshimol

Vea “Gabriel Chuchani: medio siglo al servicio de la Química”, en NMI Nº 1674 (En archivo.nmidigital.com haga clic en “Ediciones Anteriores” y el número respectivo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close