Dos tipos de calendario
15 Septiembre, 2017
Inaugurado en Múnich memorial a los atletas israelíes asesinados en 1972
15 Septiembre, 2017
Mostrar todo

Haazinu: entre maravillas te veas

Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

PARASHÁ

Haazinu: entre maravillas te veas

L a mishná, en el Tratado de Rosh Hashaná, capítulo 3, mishná 8, dice así: “Y será cuando Moshé levantare su mano y vencerá Israel, etc.” (Shemot 17, 11). ¿Acaso las manos de Moshé hacen las guerras o las quiebran?

No viene el versículo sino para decirnos: “Todo el tiempo que Israel observaba hacia las alturas y subyugaba su corazón ante su Padre Celestial, vencía, y si no, caía. De esta misma manera puedes decir: “Haz para ti una serpiente y ponla sobre un asta. Y todo aquel que haya sido mordido (por una serpiente) vivirá”. ¿Acaso una serpiente tiene el poder de matar o de curar? Tenemos que decir que el versículo nos enseña que cuando Israel miraba hacia arriba y doblegaba su corazón ante su Padre Celestial, se curaba, y si no, perecía.

De esta mishná es posible entender varias premisas. Primero, que los problemas, contratiempos, peligros y enfermedades no tienen poder sobre nosotros, a menos que Dios lo permita. En segunda instancia, que la clave para salir de aprietos y demás situaciones poco gratas es doblegando nuestro orgulloso corazón ante el Todopoderoso. Despojarnos de todo vestigio de egocentrismo y falsos intereses personales, y reconocer que todo viene de Él, lo bueno y lo que no lo es tanto. Mirar al cielo de vez en cuando, no nada más para saber si abrir el paraguas.

Pero hay aquí otro punto para reflexionar. Cabe preguntar: si la idea es levantar la mirada a las alturas, ¿para qué necesitamos la mano de Moshé o la serpiente? Que Moshé nos diga simplemente: ¡Miren arriba y dobleguen su corazón ante Dios!

Tenemos que decir que la idea central de estos episodios es la de utilizar alguna muestra terrenal, un milagro presente entre nosotros, y a través de él alcanzar los estratos celestiales necesarios para realmente doblegarnos ante el Creador del universo. Cada uno de los milagros que nos rodean —si abrimos bien los ojos— nos dan el pie de manera puntual para retornar a Dios en un aspecto específico.

Esta es la esencia de Rosh Hashaná: un día al año nos dedicamos a hacer un recuento de lo ocurrido desde el último Rosh Hashaná. Los favores que Dios nos hizo, los sinsabores, y sobre todo los milagros ocultos y revelados, para empezar el año con esa humildad y sencillez necesarias para que Él continúe favoreciéndonos y otorgándonos más y más medios para acercarnos a su voluntad y presencia.

¡Shabat Shalom y Shaná Tová!

Yair Ben Yehuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close