DOSSIER
Hillo, un mentsch
2 Marzo, 2018
Hillo, mi mentor comunitario
2 Marzo, 2018
Mostrar todo

Hasta siempre, Hillo

DOSSIER
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

DOSSIER

Hasta siempre, Hillo

Paulina Gamus

¿E s factible sentir como pérdida irreparable la muerte de una persona de 92 años? Así hemos sentido todos quienes lo conocimos y tratamos, la partida de Hillo Ostfeld (Z’L). He lamentado su muerte como la de un miembro de mi familia y, más triste aún, como la desaparición del último de los líderes que hicieron única e irrepetible a la comunidad judía venezolana.

Desde que tuve en mente escribir esta nota sobre el amigo Hillo, pensé en cómo podría definir a un ser tan singular. Se me ocurrió acudir al Diccionario de la Real Academia Española, y busqué el significado de la palabra Personalidad: “Diferencia individual que constituye a cada persona y la distingue de otra, persona de relieve que destaca en una actividad o en un ambiente social”.

Me pareció que esa definición se quedaba corta, y entonces busque Carácter: “Fuerza y elevación de ánimo, firmeza, energía. Modo de ser peculiar y privativo de cada persona por sus cualidades morales”.

Y cómo aún sentí que faltaba algo, busqué Carisma: “Don gratuito que concede Dios con abundancia a una criatura”.

Personalidad, carácter y carisma fueron tres cualidades que distinguieron a Hillo Ostfeld. Gracias a ellas fue no solo una figura relevante dentro de nuestra kehilá, sino también en el mundo social y político del país que adoptó como su hogar definitivo. Debió enfrentar al lado de su esposa, la maravillosa Klara, las más duras pruebas a las que puede ser sometido un ser humano: la pérdida de dos hijos —la más terrible de todas—, hambre, humillación, maltratos y la muerte de sus padres, por desnutrición, en un campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Fueron los dos, Klara e Hillo, sobrevivientes de la Shoá. Y sobrevivieron con fortaleza los otros golpes que les deparó el destino.

Su presentación en la Asamblea Nacional de Venezuela, el 28 de enero de 2016, con motivo del Día Internacional para Conmemorar a las Víctimas del Holocausto, fue un acto memorable

Klara tiene el don de la palabra escrita, Hillo tuvo el don expresarse con su voz firme, sin amilanarse jamás por el acento centroeuropeo que nunca lo abandonó. Fue uno de los más consecuentes expositores de la tragedia del pueblo judío, perseguido y exterminado por el odio racial de Hitler y sus cómplices en toda la Europa que ocupó. Su presentación en la Asamblea Nacional de Venezuela, el 28 de enero de 2016, con motivo del Día Internacional para Conmemorar a las Víctimas del Holocausto, fue un acto memorable. Sus palabras conmovieron incluso a parlamentarios cuya orientación política es poco amistosa con el pueblo de Israel. Todos, sin excepción, se pusieron de pie para ovacionarlo. Y tuvo tanta repercusión que la Universidad de Los Andes, en Mérida, decidió crear la Cátedra Permanente de Estudio del Holocausto “Hillo Ostfeld”. Así, su nombre perdurará unido por siempre a la que fue una misión preponderante en su vida: contar lo sucedido para que no vuelva a suceder.

Hillo fue además un sionista apasionado, amigo de los más importantes líderes del Estado de Israel y promotor de la solidaridad indeclinable con la patria espiritual del pueblo judío.

Hillo Ostfeld nunca quiso irse de Venezuela, el país que, según las palabras que repetía frecuentemente, le hizo recuperar la fe en los seres humanos. Quería que lo sepultaran en Caracas, pero las circunstancias impidieron que se cumpliera su deseo. No hará falta una lápida en el cementerio Gan Menujá para que la comunidad judía venezolana lo mantenga en su memoria y en su afecto.

Ostfeld durante su inolvidable ponencia ante la Asamblea Nacional de Venezuela, con motivo del Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, el 28 de enero de 2016

MÁS NOTAS SOBRE HILLO OSTFELD

¿Es factible sentir como pérdida irreparable la muerte de una persona de 92 años? Así hemos sentido todos quienes lo conocimos y tratamos, la partida de Hillo Ostfeld (Z’L).

DENUNCIA

RECUERDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close