ISRAEL/DIÁSPORA
Nace en Israel la Academia ‘Nasionala’ del Ladino
27 Febrero, 2018
ESPECIALES
El milagro mas grande de Purim
28 Febrero, 2018
Mostrar todo

Una reunión solemne de junta directiva para recordar y compartir

KEHILÁ
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

KEHILÁ

Una reunión solemne de junta directiva para recordar y compartir

E l martes 20 de febrero de 1968 se celebró la primera junta directiva de nuestro centro comunitario, donde sus miembros, los señores David Katz (presidente), Gonzalo Benaím (primer vicepresidente), Natalio Glijanschi (segundo vicepresidente), Claudio Bentata (secretario), Moisés Cohén (subsecretario), Luis Kaufman (tesorero), Marcos Benzaquén (subtesorero), Alberto Botbol (secretario de actas), John Benaím, Samuel Cula Rosemblat, Hillo Ostfeld, Gregorio Scharifker, Abraham Sultán y Samuel Zabner (vocales), marcaban un hito en la historia de la kehilá venezolana.

Este año Hebraica celebra su cincuentenario. Reunidos en el Salón Jerusalem “Flora y Simmy Murcian”, algunos miembros destacados de la comunidad, entre ellos los rabinos Isaac Cohén y Eitan Weisman; el presidente de la AIV y vicepresidente del Vaad Hakehilot, Daniel Benamú; y el presidente de la UIC y del Vaad Hakehilot, Abraham Wainberg, además de representantes del Sistema Educativo Comunitario (SEC), Nuevo Mundo Israelita, Keren Hayesod de Venezuela, jóvenes del Movimiento Juvenil Noar le Noar, voluntarios y directivos comunitarios, así como Jesica Scheimberg, shlijá comunitaria, directivos, profesionales, empleados, obreros, gerentes y ex presidentes de Hebraica, presenciaron y recordaron juntos esta fecha en la que un grupo de visionarios emprendedores y comprometidos con la vida comunitaria decidió que era el momento de construir una sede en la cual pudieran desarrollarse los aspectos educativos, sociales, culturales y deportivos de los miembros de la kehilá.

Anita Katz de Seemann, secretaria de la Junta Directiva de Hebraica, gestión 2016-2018, fue la encargada de ofrecer las palabras de apertura, destacando: “Hoy es un día histórico. A veces no nos damos cuenta de que actos sencillos como el de hoy representan un hito en la historia de nuestra comunidad”.

“Los judíos no tenemos historia. Tenemos memoria. Si la historia es lo que ocurrió en el pasado, la memoria es cómo ese pasado define nuestro presente y nuestro futuro”, dijo Katz parafraseando a Avraham Infeld, importante educador israelí.

Seguidamente, gerente de la Edad de Oro de Hebraica, Evelyn Fuhrman, leyó parte del Acta Constitutiva de Hebraica SC. En ese documento se menciona a los fundadores por parte de la Unión Israelita de Caracas, León Wiesenfeld y Teodoro Fuhrman (padre de Evelyn Fuhrman), y José Benatar y Jacobo Carciente presidente y secretario, respectivamente, de la Asociación Israelita de Venezuela.

Seguidamente, Carlos Chocrón Ezaguri, presidente de Hebraica entre 2010 y 2012, recordó detalles que se discutieron en la recién formada Hebraica Sociedad Civil con la lectura del acta de la primera reunión de junta directiva de aquel 20 de febrero de 1968, una reunión que comenzó a las 8:30 pm y culminó a las 11:30 pm

Como parte del acto solemne, se hicieron reconocimientos a los directivos de Hebraica que ejercieron o han ejercido su rol por más de 14 años, resaltándose así el espíritu de continuidad y profundo trabajo en pro de las metas comunitarias de nuestros voluntarios.

Freddy Beracha, Salvador Benaím, y Jacobo Arias, con 14 años de voluntariado; Miguel Truzman, con 15 años; Jacobo Cohén, Franca Behar y Coby Benzaquén y Samuel Kleiner, 16 años; David Cases, 17 años; Aron Waisman, Robert Croitorescu, Mike Sabo y Jacobo Serruya, 18 años; Elías Sultán, Ricardo Landau y Favel Vaisberg, 19 años; Marcos Nemirovsky, Elías Bentolila y David Benzaquén, 20 años; Kurt Brief, 21 años; Eliseo Melamed, 22 años; Jorge Heiber, 23 años, Oscar Jaroslavsky, 25 años y, para terminar la lista y coronarla, el directivo con 34 años de labor voluntaria en Hebraica y que continúa activo, hasta los 120, Carlos Chocrón, quien ha participado en 15 juntas directivas de las 21 que han funcionado en Hebraica desde su fundación.

El presidente de Hebraica, Roberto Rabinovich, compartió un cálido mensaje con los presentes en el que recalcó el valor de nuestra dirigencia, que siguen adelante creando y manteniendo la vida comunitaria a pesar de las dificultades.

Rabinovich destacó los logros que ha tenido Hebraica más allá de edificaciones y construcciones a lo largo de estos años: “Unión comunitaria, educación para nuestros hijos desde sus primeros meses, formación de líderes comunitarios, el sionismo que se respira en todo lo que hacemos, y la rica vida en comunidad”, dijo el presidente de Hebraica.

Agregó: “Y es por todo esto que el sentido de pertenencia es tan fuerte y no importa dónde estemos, nosotros siempre seremos miembros de esta comunidad de la que Hebraica es uno de sus más importantes referentes. Es así también para Venezuela y el mundo, donde mostramos nuestros logros educativos, deportivos, culturales, artísticos y formativos.

“Hebraica es y seguirá siendo un espacio para desarrollar lo mejor de nosotros, preocuparnos por el prójimo y ocuparnos de él, y practicar los principios del judaísmo, cada día”, apuntó Roberto Rabinovich.

Rabinovich homenajeó a trabajadores, profesionales, empleados y obreros que hacen el día a día de Hebraica, representados por aquellos que con 15 o más años de esmero han ayudado a la comunidad judía de Venezuela: “Faltan palabras para agradecerles. Queremos hacerles saber cuánto apreciamos su amor puesto en esta casa. Pido entonces algo simple. Ponernos todos de pie y demostrarles con aplausos cuánto los queremos y valoramos”.

En un aplauso emocionado todos los presentes reconocieron el trabajo de Alberto Vieira, Evelyn Fuhrman, Raimundo Martínez, Gerardo Betancourt, Manuel Reyes, Efraín Diosa, Maite Adellan, Pedro Colmenares, Luis Peña, Armando Rojas, Yanis Venizelos, Ramón Arabia, Antonio Ángel, Miriam Tabachnik, Miguel Díaz, Francisca Medina, Esther Benchimol, Carlos Ramírez, Andrés Alvarado, Mireya Marín, Alfredo Díaz, José Ramírez, Víctor Salavarría, Juan Infante, Juana Rodríguez, Aliger Domínguez, Yoly Salas, Thaís Rojas, Agnedys Muro, Laura Herrera, Pablo Felaco, Julio García, Román Rodríguez, Almi Olivares, Yginia Borges, Carlos Rodríguez, Laury Márquez y Marcos Hernández.

Después de este reconocimiento, Rabinovich dio paso a un homenaje a Gregorio Scharifker, fundador de Hebraica, miembro de su primera junta directiva e invitado de honor a este acto. Se escuchó su testimonio a través de un video y la emoción que generó el mismo a través del aplauso de los asistentes. El presente fue recibido junto a su hijo Benjamín y su nieto Diego Scharifker.

Además, fueron reconocidos los fundadores a través de sus hijos, nietos y familiares, y fue propicia la ocasión para escuchar a quienes contaron espontáneamente anécdotas de los momentos en que se iniciaba la labor de levantar Hebraica.

Un sueño hecho realidad

“Y de repente me encuentro aquí entre caras conocidas y queridas y me doy cuenta de que cuando nos atrevemos a soñar, los sueños podemos convertirlos en realidad. Esta realidad que vivimos en Hebraica solo es posible porque las cosas se han hecho con amor, con mucho amor”. Así comenzó sus palabras Anabella Glijenschi de Jaroslavsky, quien ha crecido en Hebraica, formándose en el Departamento de Juventud y en el de Bailes Israelíes, y quien se desempeña como profesional desde 1987 pasando en 1993 a su puesto actual de directora ejecutiva.

“Así me siento hoy: como si hubiera soñado con los pioneros, los líderes del pasado que pudieron entender lo que la gente necesitaría en el futuro y unieron el kodem y el kadima, ambas palabras que en ivrit tienen la misma raíz, el antes o pasado y el adelante o futuro”. Agregó: “Somos un pueblo, una cultura que no se basa en el yo y en el ya, tal como son los signos de estos tiempos en los que nos tocó vivir. En el pensamiento judío ahora es un puente entre el pasado y el futuro”.

“Los judíos sabemos relacionar el pasado con el presente para construir un futuro. Es por esta responsabilidad con el pasado, sabiendo que tenemos un legado que ha sido entregado en nuestras manos, que estamos celebrando aquí hoy”, destacó.

“A una persona sola, pensando solo en su ego y su propia individualidad, no le es posible avanzar. Es así también cuando rezamos y lo hacemos por todos… es así cuando somos garantes unos de los otros… arevim ze la ze… Y todo esto es posible porque en Hebraica existe un secreto, una ventaja competitiva. Un tesoro. Ese tesoro es nuestro equipo de voluntarios y profesionales”

Este evento, que marca el inicio de las conmemoraciones por el primer cincuentenario de Hebraica, culminó con un documental en el que se resumió a través de testimonios de sus presidentes el hermoso proyecto que ha sido y es Hebraica. A continuación, todo el público presente participó en la interpretación del himno de Hebraica en las voces de Gina Serfaty y las niñas Nicole Baum, Susy Lustgarten Israel y Shyrel Cohén con la preparación del maestro Harold Vargas, recordando siempre que esta es “una obra de todos para todos, que une pasado y presente y que tiene la función de seguir iluminando con paz y alegría la vida de nuestra comunidad”.

Daphne Breuer de Jagerman

Gerencia de Comunicaciones e Información del CSCDR Hebraica.

DENUNCIA

RECUERDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close