Una ciudad, un muro y un pueblo eternos
2 Septiembre, 2017
Leer para Creer
8 Septiembre, 2017
Mostrar todo
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
Cartas
Contraportada
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Magazine
Opinión
Página Dos
Parashá
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

DOSSIER

En el 45º aniversario del ataque terrorista

Inaugurado en Múnich memorial a los atletas israelíes asesinados en 1972

E l presidente de Israel, Reuven Rivlin, asistió este 6 de septiembre en la Villa Olímpica de Múnich, Alemania, a la inauguración de un monumento a las víctimas de la masacre que ocurrió allí en los Juegos Olímpicos de 1972.

Durante el ataque a la Villa Olímpica por el grupo terrorista palestino Septiembre Negro, 11 atletas de la delegación israelí fueron tomados como rehenes. Dos fueron asesinados en el lugar y los otros nueve en el aeropuerto, durante un torpe intento de rescate por parte de la policía alemana.

“Todavía hay quienes consideran heroico el asesinato de deportistas”, dijo Rivlin, antes de mencionar directamente al partido del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas. “Apenas el año pasado, al-Fatah conmemoró el aniversario de la masacre de los atletas como un acto de heroísmo”.

El presidente israelí continuó: “El memorial que estamos inaugurando debe enviar un mensaje a todo el mundo: no puede haber apología del terrorismo. El terror debe ser inequívocamente condenado en todas partes: en Barcelona, en Londres, en París, en Berlín, en Jerusalén y en cualquier otro lugar”.

En el acto inaugural también estuvieron presentes el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier; el primer ministro de Bavaria, Horst Seehofer; el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach; así como familiares de las víctimas.

Rivlin comentó también que, habiendo esperado 45 años por la creación de este memorial, Israel aún espera que se rectifique otra injusticia histórica, y que se observe un minuto de silencio durante las ceremonias inaugurales de los Juegos Olímpicos para recordar a los atletas israelíes asesinados. “Nuestros hermanos masacrados no eran solo hijos del Estado de Israel; eran hijos de la familia olímpica. Una familia que durante muchos años abandonó su compromiso con ellos. El entonces presidente del Comité Olímpico dijo: ‘Los juegos deben continuar’, una frase que será recordada eternamente con vergüenza”.

El COI conmemoró por primera vez a las víctimas de la masacre de Múnich en la Villa Olímpica de Río de Janeiro, en 2016. Sin embargo, los funcionarios del organismo sostienen que un minuto de silencio politizaría los juegos, comprometiendo “la colaboración entre todos los participantes de la familia olímpica”.

El presidente Steinmeier reconoció que Alemania Occidental no estaba preparada para el ataque de 1972, aunque el terrorismo internacional no era un fenómeno nuevo en aquella época. “Nunca debió permitirse que sucediera”, dijo. “Hasta hoy llevamos una pesada carga por esa catástrofe, y este reconocimiento es parte de lo que conmemoramos hoy; pienso que se hace con mucho retraso, y se lo debemos a ustedes, apreciados familiares de las víctimas”.

El presidente alemán agregó: “Nuestra vida en Alemania incluye, de manera inseparable, un compromiso con nuestra historia, con la historia del Holocausto, la responsabilidad por la seguridad de Israel que proviene de todo ello, y el rechazo a toda forma de antisemitismo”.

El memorial de Múnich es resultado de una campaña de varias décadas por parte de los parientes de las víctimas. Comprende una amplia área de exhibición, y está excavado en un montículo de césped, creando el efecto de una herida abierta. Una columna triangular en el centro despliega las biografías y fotos de los atletas asesinados, con textos en alemán, hebreo e inglés. En una pantalla LED de gran tamaño se proyecta constantemente un video de 27 minutos, con las noticias trasmitidas durante los eventos de 1972.

La obra fue financiada principalmente por el estado de Bavaria, el gobierno federal alemán, la ciudad de Múnich y el COI. En el futuro se creará una “Escuela de democracia” en la torre del Aeropuerto Fürstenfeldbruck, donde tuvo lugar el fallido intento de rescate de los atletas.

Ankie Spitzer, quien tenía 26 años cuando perdió a su marido, el entrenador y esgrimista Andre Spitzer, estuvo entre los asistentes a la inauguración del memorial. Declaró a la radio alemana que no podía soportar que su amado esposo hubiera sido brutalmente asesinado y a nadie le importara. “Tardó 45 años, pero no lamento el largo y solitario viaje que nos trajo hasta este día. Esto era lo que yo quería”.

Con información y foto de The Times of Israel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close