Las conferencias de paz regionales son castillos en el aire
24 marzo, 2017
La manzana de la discordia
24 marzo, 2017
Mostrar todo

OPINIÓN

Israel y la alegría de vivir



Alexis Ortiz*

P ara los católicos como este servidor, los judíos son nuestros hermanos mayores en el Libro. Los apreciamos porque el sufrimiento no los doblega, son laboriosos, persistentes e innovadores. Y lo que más nos impresiona es su alergia a guardar rencores, sobre todo a nosotros los cristianos, que bastante los fastidiamos en el pasado.

Escribo estas líneas porque he quedado fascinado por el desempeño de la novena de Israel en el actual Mundial de Béisbol. Es increíble su logro, a pesar de que participan por primera vez en el certamen y hace muy pocos años ese deporte no se conocía en aquel rincón del Medio Oriente.

Ellos son competentes en fútbol (soccer), pero no han podido asistir a su primer Mundial por la irresponsable complacencia de la FIFA con el sectarismo musulmán, que obliga a Israel a participar en las eliminatorias europeas, en lugar de hacerlo con las oncenas que le corresponden, o sea, las asiáticas.

A admirar a Israel no solo nos animan sus avances científicos y pedagógicos, su capacidad defensiva, su democracia consistente, pluralismo político y tolerancia étnica, sino sobre todo la modernidad y alegría de vivir de su gente, en medio de un entorno triste y belicoso.

Hace unos pocos años, cuando visité Israel, que para nosotros los cristianos es Tierra Santa, pude constatar que su pueblo vivía feliz, sin dejarse abatir por el agobio de la guerra que siempre los amenaza. Todos trabajan, estudian y contribuyen con la seguridad colectiva, sin convertirse en hoscos o intratables.

Como en el mismo viaje también estuve en la Palestina árabe, quedé convencido de que esa gente, cuando logre librarse de los corruptos, guerreristas y fanáticos religiosos que los gobiernan y entren en una inexorable alianza histórica con los judíos, no solo van a encontrar la paz, sino también la libertad y el desarrollo.

*Escritor, periodista y político venezolano.

Fuente: El Nuevo Herald (Miami).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

demuestra que no eres un robot *

Close