La Declaración Balfour en perspectiva
28 Octubre, 2017
Leer Para Creer
29 Octubre, 2017
Mostrar todo
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
Cartas
Contraportada
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Magazine
Opinión
Página Dos
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

OPINIÓN

Israelíes, judíos y la Unesco

David Bittan Obadía*

L a reciente crisis en la Unesco se veía venir: quienes la dirigieron fueron los que la provocaron, por su falta de moralidad y de valores.

La Unesco nace con el objetivo de contribuir a la paz y a la seguridad en el mundo mediante la educación, la ciencia, la cultura y las comunicaciones. Poco tiempo duró ese leitmotiv, pues lo que han hecho es sumar a los conflictos; toman el dinero de todos para usarlo en contra de unos pocos, apoyando causas fútiles e innobles. Se han convertido en el hijo malcriado de la ONU.

Se saltan a la torera, con sus resoluciones, desde la Declaración de los Derechos Humanos en adelante; ni hablar de lo que han hecho con Israel, o de su omisión ante la crueldad y el sufrimiento de los cristianos en el Medio Oriente, en la “primavera eterna”.

Hay dudas sobre las motivaciones de ese club, quienes lo dirigen viajan en primera clase y se alojan en los mejores hoteles con un buen champagne francés. Mr. Trump, acertadamente, dice good-bye, Netanyahu se despide con un cordial Shalom, y así se unirán todos los serios que saben que están invirtiendo dinero en un niño tonto.

Quizá podrían seguir operando con los aportes de Corea del Norte, Irán y algunos países de África. ¡Lástima!

La Unesco nace con el objetivo de contribuir a la paz y a la seguridad en el mundo mediante la educación, la ciencia, la cultura y las comunicaciones. Poco tiempo duró ese leitmotiv, pues lo que han hecho es sumar a los conflictos; toman el dinero de todos para usarlo en contra de unos pocos, apoyando causas fútiles e innobles

Reforma estructural

Paradójicamente, ahora entra a representar a la Unesco Audrey Azoulay, mujer judía proveniente de la élite francesa, quien llega como una figura de consenso que podría mejorar las relaciones y aliviar las tensiones, tratando de recoger y contener las aguas. Pero su única posibilidad de éxito es una reforma estructural, con borrón y cuenta nueva que acerque a la institución a los motivos originales de su creación, que no se sume a ninguna causa ni tome posiciones, y evite que el azar esté al servicio de las ideas para favorecer al mejor postor, o a quien sepa cortejar.

Con la actual posición de Israel ante la Unesco y el gran daño que se le ha causado al cuestionar inclusive la historia bíblica —de la que nadie duda—, la presidencia de esa institución en manos de una persona de fe judía demuestra que los intereses de Israel no son comunes siempre a todos los judíos, independientemente de que Israel sea un vínculo ancestral, ideológico, familiar y religioso.

*Abogado, ex presidente de la CAIV.

Fuente: El Universal (Caracas)

VEA TAMBIÉN

“La jauría rabiosa y asesina de Hamás”, por José Ignacio Rodríguez“

Los terroristas de Hamás, mercenarios pagados por Catar e Irán, se debaten ficticiamente entre la autoinmolación y la muerte por las ‘negociaciones’ con el otro brazo terrorista palestino del Fatah de Mahmud Abbas. ¿Se puede esperar algo de estas negociaciones internas entre grupos terroristas?”.

Léalo en Aurora: http://bit.ly/2y3Nm8m

“Ha llegado el momento de que la FIFA patee el terrorismo fuera del fútbol”, por Maurice Hirsch“

"Si la FIFA realmente desea promover los derechos humanos, debería empezar por poner fin a su propios enfoques racistas y discriminatorios”.

Léalo en The Jerusalem Post: http://bit.ly/2h58jKg

La reciente crisis en la Unesco se veía venir: quienes la dirigieron fueron los que la provocaron, por su falta de moralidad y de valores.

RECUERDA

DENUNCIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close