La Galilea: el mayor “jardín” de Israel
18 Enero, 2018
OPINIÓN
Sobre la juventud judía de izquierda
23 Enero, 2018
Mostrar todo

Jacqui Azoulay (Itzjak ben Mimon)

SHIVÁ
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

SHIVÁ

Jacqui Azoulay (Itzjak ben Mimon)

Z’L

1942-2017

E l 2 de noviembre de 1972 nos conocimos, y desde ese día hasta tu partida no nos separamos jamás. Fueron 45 años de compartir alegrías, tristezas, risas, llantos, amigos, familia; un mundo de acontecimientos que sirvieron para hacernos mucho más fuertes. Éramos uno para todos.

Fuiste un excelente hijo, yerno, esposo, cuñado, hermano, padre, abuelo, y amigo. Supiste trasmitir a tus hijos, Edmond y Karen, y a tus nietas, Aimee y Camile, la alegría que te caracterizaba, los principios de nuestra religión y tradiciones; inculcaste valores de rectitud y honestidad en tus hijos.

Aquel niño que nació en Rabat, Marruecos, el 14 de febrero de 1942 y llegó a Venezuela junto a sus padres, Edmond y Alegría, cuando tenía tan solo 13 años, dejó en sus compañeros del Colegio Moral y Luces “Herzl-Bialik” el recuerdo de su alegría y don de gentes, al igual que travesuras compartidas. Cada uno de los que te conocieron atesora incontables anécdotas de momentos que vivieron contigo.

Contador de profesión, creaste tu propia empresa, la cual forjaste activamente durante toda su vida, ofreciendo a tus clientes un servicio profesional y cordial en todo momento. Esta empresa será cuidada y llevada por tu cuñada y familia, manteniendo tus enseñanzas y valores. Pasaste tu vida trabajando, y así levantaste esta familia que con tu ejemplo seguirá trasmitiendo todo lo que de ti aprendió.

Jacqui, siempre fuiste un hombre amoroso, responsable, de grandes principios. Toda tu vida se basaba en cuidar, formar y fortalecer a tu familia; juntos edificamos un gran rascacielos, el cual tus hijos continuarán.

Siempre tenías una sonrisa en la boca. Te gustaba disfrutar de la vida lo cual hacías con las cosas más sencillas, a toda situación le veías el lado bueno.

En nuestra memoria quedarán por siempre las festividades, las mesas de Shabat en las cual hacías la bendición del pan junto con Aimee, y los sábados y fiestas en que íbamos a la sinagoga todos juntos.

Perteneciste al grupo de la Edad de Oro, donde pasaste momentos únicos, con tus "34 novias", como bromeaba yo contigo, ya que eras la espina entre las rosas. Fuiste consentido y consentidor, siempre alegre, el rey entre las reinas, te divertías mucho.

Para mí fuiste el primero y único amor. Compartimos mucho mi rey, mi “Puchungo” como te llamábamos mi mami y yo; fui tu “Cuchi”. Como ya escribí, éramos el uno para el otro: éramos uno.

Jacqui, tu familia y amigos siempre te recordaremos por tus valores, tus sentimientos, tus grandes enseñanzas, los maravillosos momentos vividos en familia plenos de amor y felicidad. Nos haces mucha falta, y solo nos consuela la seguridad de que, desde donde estás, estás siempre con nosotros, guiándonos, acompañándonos, cuidándonos. Con tu bondad te ganaste un sitio junto a Dios, desde donde oras por nosotros.

Te amamos, mi rey, estarás siempre en nuestros corazones y en nuestra memoria.

Tu “Cuchi”, tus hijos, nietos, familia y amigos

Monique de Azoulay

Monique de Azoulay

El 2 de noviembre de 1972 nos conocimos, y desde ese día hasta tu partida no nos separamos jamás.

DENUNCIA

RECUERDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close