Doble moral
24 Agosto, 2018
DOSSIER
El Hatikva se escucha alrededor del mundo
24 Agosto, 2018
Mostrar todo

Ki Tavó: nacidos en el desierto

PARASHÁ

Moshé y los cohanim se dirigen al pueblo de Israel: “Atiende y escucha Israel, el día de hoy te hasconformado en una nación para el Eterno, tu Dios. Y escucharás la voz del Eterno tu Dios, y cumplirás Sus preceptos y estatutos, los que yo te estoy comandando hoy”. (27, 9-10)

En esta oportunidad se consolida un nuevo pacto con el Creador del universo para el cumplimiento de todos los preceptos de la Torá, para guiarse por los caminos de Dios, para escuchar Su “Voz”, para que Israel sea la nación del Todopoderoso.

Explica el Meshej Jojmá ZT”L que la razón por la que los cohanim se unieron a Moshé para ser intermediarios en el pacto, y ellos mismos no se encontraban en la parte pactante, fue que no participaron en el pecado del Becerro de Oro. Nunca quebrantaton el primer pacto que hizo Israel con Dios en el monte Sinaí; por lo tanto, no necesitaban establecer uno nuevo.

Por otro lado, Rabí Shimshon Hirsch ZT”L dice que esta alianza, la que los convertiría en un pueblo especial para el Amo del mundo, nos presenta una cualidad que nada más se encuentra en la nación hebrea. Pues la raíz y el fundamento de nuestra nación son la Torá y las mitzvot. El día de hoy, cuando recibes el cumplimiento los preceptos de Dios sobre ti con juramento y bajo protesta, te convertirás en una nación, aun cuando todavía estés en el desierto sin ningún símbolo patrio. Este es el emblema distintivo de Israel.

Ahondando un poco más en las palabras de Rabí Shimshón llegaríamos a la conclusión de que no solamente Israel nace en la desolación del desierto y su existencia no está condicionada a ningún elemento físico, territorio, colores patrios, himno o demás simbolismos, sino de que su vida terrenal corre sobre una superficie meramente espiritual y, fuera de ella, no encontrará ni vida ni continuidad.

Israel es eterno porque ha superado la influencia mundana durante la historia y se ha apegado al Eterno –Bendito Sea– y no a afiches, ni a imágenes, ni a éxitos nacionales e individuales. El rezo, el estudio de Torá, las mitzvot, el altruismo, y demás acciones loables, son lo que nos define y lo que nos da impulso para continuar y nadar en contra de la corriente mundana y sus influencias. Esto mismo es el secreto para terminar el año en curso con vida y comenzar el entrante con renovación, energía y vitalidad.

Shabat Shalom

Yair Ben Yehuda

RECUERDA

DENUNCIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close