Refugiados: la realidad histórica frente a la propaganda
6 mayo, 2016
Refugiados: la realidad histórica frente a la propaganda
6 mayo, 2016

PÁGINA DOS

Leer para creer

Sami Rozenbaum, Director NMI

E l Partido Laborista británico está atravesando uno de los mayores escándalos de su historia. ¿El motivo? La andanada de expresiones antisemitas de varios de sus miembros más importantes, incluyendo a su propio presidente, Jeremy Corbyn.

Hace algunos días salió a la luz un mensaje de Facebook publicado en 2014 por un concejal de la ciudad de Nottingham, Ilyas Aziz, que decía que “los judíos y los musulmanes vivían juntos en paz en el Medio Oriente antes de 1948. Quizá habría sido más sabio crear a Israel en Estados Unidos, es [un país] suficientemente grande. Ellos podrían reubicarse incluso ahora”. Además de que la afirmación inicial demuestra la profunda ignorancia histórica del señor Aziz, su propuesta de “reubicar” a toda la población de Israel suena demasiado a limpieza étnica.

Además, Aziz escribió otros posts comparando las acciones israelíes hacia los palestinos con las de los nazis (ese es todo un clásico), refiriéndose a Israel como un “Estado ilegal”, y haciendo comentarios sobre los “invasores sionistas”, a los que exhortaba a “dejar de beber sangre de Gaza”.

El concejal fue suspendido y “se le investigará”.

La semana anterior, otras tres figuras del partido habían sido suspendidas; una de ellas fueel ex alcalde de Londres, Ken Livingstone, conocido por su hostilidad hacia Israel y los judíos, quien días antes había declarado que “Hitler apoyó al movimiento sionista”. También Salim Mulla, alcalde de Blackburn, y Naz Shah, diputada al Parlamento, quienes se sumaron a la propuesta de “reubicar” a Israel en EEUU. Como respuesta al clamor subsiguiente, Shah renunció a un cargo que ocupaba como secretaria parlamentaria de John McDonnell, “canciller en la sombra” británico.

Un detalle llamativo, por decir lo menos, es que Naz Shah forma parte del Comité sobre Antisemitismo del Parlamento británico.

El alcalde Salim Mulla, por otra parte, había afirmado el año pasado que Israel estuvo detrás de la masacre de la escuela Sandy Hook, ocurrida en el estado norteamericano de Connecticut en 2012, en la que un joven disparó contra los niños y sus maestros, matando a 20 pequeños y 6 adultos. Claro: como se sabe, los judíos “están detrás” de todas las tragedias.

Un joven parlamentario laborista amigo de Israel, Wes Streeting, declaró a The Times of Israel que está “impactado” por esos comentarios y por la “lenta e inefectiva” reacción del Partido Laborista ante estos casos. Streeting dice que lo que está sucediendo en su partido es “un poco como levantar una piedra y que de abajo salgan muchos bichos arrastrándose”.

Streeting, de 33 años, tiene una larga trayectoria en la lucha contra el antisemitismo. Fue presidente de la Unión Nacional de Estudiantes (NUS por sus siglas en inglés), período en el que desarrolló buenas relaciones con la Unión de Estudiantes Judíos. En la misma entrevista comentó que le “horroriza” la reciente elección de una activista antiisraelí, Malia Bouattia, como nueva líder de la NUS. Bouattia se ha expresado a favor de la “resistencia” violenta palestina, dice que esta “resistencia” no puede ser considerada terrorismo, y ha criticado la noción de que Palestina puede ser “liberada” por medios pacíficos. En un evento que se llevó a cabo en la ciudad de Brighton, Bouattia emitió comentarios claramente antisemitas como que la Universidad de Birmingham es un “puesto de avanzada del sionismo” y “una de las sociedades judías más grandes del país”. En ese mismo evento, los estudiantes debatieron sobre si su organización debía conmemorar el Día del Holocausto; uno de los jóvenes se expresó en contra, y fue aplaudido por otros delegados.

Streeting afirma: “Algo muy feo está pasando en la política estudiantil, particularmente con respecto al antisemitismo. Este tipo de cosas no existía cuando yo formaba parte del NUS”.

Una niña vestida como mujer musulmana ataca con un cuchillo a dos “soldados israelíes” durante la obra teatral representada en la ciudad Jan Yunis, Franja de Gaza, con los auspicios de la ONG Interpal. Momentos después, estos soldados la “matan”; más adelante, un francotirador mata a uno de los soldados.

Tan inspiradora representación fue trasmitida por el canal de televisión del grupo terrorista Hamás, cuya señal se emite también en Cisjordania. No resulta exagerado comparar este tipo de actividades “culturales” con las del Estado Islámico.


Otro dato grave que acaba de divulgarse en el Reino Unido es que Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, apoya a una organización “caritativa” palestina que, entre otras cosas, financió un “festival cultural” en Gaza en el cual se enseñó a niños de preescolar que los ataques terroristas contra los judíos son buenos.

El Daily Mail de Londres detalla que la ONG Interpal—que antes se denominaba Palestinian Relief and Development Fund (Fondo de Ayuda y Desarrollo de Palestina)— donó unos 10.000 dólares al Festival Palestino para los Niños y la Educación, que organizó una obra de teatro en la que los pequeños, vestidos con ropa militar y empuñando cuchillos y ametralladoras de juguete, atacaban a otros disfrazados de “israelíes”.

Corbyn ha participado en eventos destinados a recabar fondos para Interpal, realizó un “tour” por Gaza con fondos del grupo, e incluso aparece en uno de sus videos promocionales. Por cierto, el presidente de esa organización, Ibrahim Hewitt, es según el propio Daily Mail “un notorio islamista de línea dura, que ha dicho que las mujeres adúlteras deberían ser lapidadas”; lo cual no obsta para que Corbyn, quien dirige un partido presuntamente liberal y defensor de los derechos humanos, se refiera a él como “un muy buen amigo”.

Esto no debería sorprender, pues en otras ocasiones Corbyn ha llamado “amigos” a representantes de Hamás y Hezbolá.

¿Cómo lee usted Nuevo Mundo Israelita?

Claro que leo Nuevo Mundo Israelita. Hay partes que me gustan, pero, como cualquier periódico, no todo es para uno. Cada lector encuentra lo suyo, y yo consigo lecturas para mi satisfacción. En general es un muy buen periódico con mucha información de Israel y variada, muestra lo que pasa en el mundo judío. ¡Mi deseo es que siga por muchos años más!

Mordejai Benlevy

Cuando celebramos con júbilo un nuevo Yom Haatzmaut, cumplimos 7 años y 4 meses sin representación diplomática de Israel en Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

demuestra que no eres un robot *

Close