Elisa Lerner
27 Mayo, 2016
La última carta
27 Mayo, 2016
Mostrar todo

PÁGINA DOS

Leer para creer

Sami Rozenbaum, Director NMI

E l portal Itongadol informa sobre una campaña virulentamente antisemita que se está desarrollando en Guatemala en contra de la empresa eléctrica Energuate, que recientemente fue adquirida por la firma israelí IC Power.

El pasado 9 de mayo, la organización Codeca (Comité de Desarrollo Campesino) llevó a cabo una manifestación en la que usaron varias pancartas; la más elaborada incluía una imagen de Jesús crucificado y decía: “Los judíos me han matado en la cruz. Ahora los judíos de Energuate están matando a mi gente en Guatemala con la luz”. Abajo agregaba una cita del Nuevo Testamento: “Ay de vosotros judíos hipócritas que violentáis la justicia y el derecho de los pobres” (Mt. 23:23). ¡Fuera Energuate judía de Guatemala! ¡Vamos por la nacionalización de la energía eléctrica!”.

En la manifestación, según los reportes, participaron congresistas, empresarios y miembros de las fuerzas armadas de aquel país.

Como indica el portal mexicano Enlace Judío, Codeca mantiene desde hace años un intenso enfrentamiento contra Energuate; su objetivo es la estatización de todas las empresas eléctricas de Guatemala, y ahora parece que encontraron en el antisemitismo más burdo y primitivo una herramienta para movilizar a las masas.

La historia es así: los líderes de Codeca tomaron el control de varias comunidades indígenas, y prohibieron la entrada a los empleados de Energuate; incluso secuestraron a varios de ellos, y los obligaron a firmar un acta donde aceptaban no volver a pasar por allí. Codeca comenzó a cobrar por su cuenta el servicio, pero al no permitir que la empresa efectuara el necesario mantenimiento, la electricidad finalmente se interrumpió y miles de familias se quedaron sin luz. Ahora “los judíos” son los culpables del inevitable apagón.

Pero no todos los pobladores se han dejado manipular. En la localidad de Chiantla, según informa Enlace Judío, se armaron de valor, capturaron a los líderes de Codeca y los entregaron a las autoridades, quienes los metieron en prisión. Quizá por este motivo, la organización se ha tornado más agresiva y ha optado por tomar acciones más violentas.

Un periodista guatemalteco, Luis Figueroa, manifestó su indignación por el uso del antisemitismo por parte de Codeca, y reprochó a las autoridades católicas y los grupos de derechos humanos (sobre todo a las organizaciones que protestan contra la discriminación a los indígenas) por no haber condenado semejantes mensajes de odio.

Según informa Aurora, Energuate proporciona servicio eléctrico a 1,6 millones de hogares en Guatemala, lo que representa aproximadamente el 60% del país.

Un gran reportaje publicado esta semana en el diario suizo Basler Zeitung revela la magnitud de los fondos que el gobierno de ese país suministra a una multitud de ONGs antiisraelíes, como reflejó The Jerusalem Post.

El trabajo informa que el parlamentario Christian Imark ha introducido una moción, apoyada por otros 41 legisladores de todos los partidos, en la que solicita al Departamento Suizo de Asuntos Exteriores que detenga su financiamiento directo o indirecto a organizaciones que patrocinan “acciones racistas y antisemitas”, incluyendo la campaña BDS.

Gerald Steinberg, presidente de NGO Monitor, ente que monitorea a las organizaciones no gubernamentales, declaró su satisfacción y calificó el artículo como “sin precedentes”, pues “refleja la preocupación de muchos parlamentarios suizos, quienes quedaron sorprendidos al enterarse del impacto negativo del financiamiento de su gobierno a grupos radicales que se oponen a la paz”. Añade Steinberg que, hasta ahora, el verdadero alcance del financiamiento a esos grupos había estado “estrictamente oculto” a los parlamentarios y los medios, tanto de Suiza como de otros países y la propia Unión Europea. El secreto había sido tan extremo que algunas ONGs reciben simultáneamente fondos de varias agencias del gobierno suizo, que desconocen este hecho.

Recientemente, el propio Steinberg se reunió con varios legisladores en Berna para informarles sobre el comportamiento e irregularidades cometidas por algunas de las ONG que reciben recursos de ese país. Una de ellas es Islamic Relief Worldwide (IRW), con la cual el banco HSBC rompió toda relación a principios de este año debido a su vínculo con actividades terroristas; ya en 2014 Israel había declarado a IRW como entidad que apoya el terrorismo, incluyendo su financiamiento a Hamás.

Suiza ha apoyado monetariamente a nada menos que 44 ONGs que “se oponen a las negociaciones con Israel y a la paz, y trabajan para boicotear los productos israelíes”. Una de ellas es Badil, grupo que “rechaza la propia existencia de Israel a través de textos e imágenes, lo cual contradice las política exterior suiza”, señaló el artículo del Basler Zeitung.

El Bundesrat, consejo ejecutivo del gobierno suizo, debe ahora responder a la moción que solicita cesar este financiamiento; varios de los convenios vencen a finales de este año, y el objetivo es que no sean renovados. Según Steinberg, el debate que se está desarrollando al respecto en Suiza está teniendo lugar también en los Países Bajos, Dinamarca y otros países que asimismo financian “a gran escala” a muchas ONGs radicales.

Esto podría dar lugar a grandes cambios en el futuro cercano. Quizá la paranoia por el terrorismo islámico en Europa ha tenido algunos efectos saludables.

Lorena parte hacia otros rumbos

La periodista Lorena Rodríguez Morales, quien se desempeñó durante casi cinco años como jefe de Redacción de Nuevo Mundo Israelita, se despidió la semana pasada de nuestro semanario.

Lorena deja en NMI y en nosotros, sus compañeros, su impronta de profesionalismo y gran ecuanimidad ante las dificultades que implica esta compleja labor, sobre todo en las circunstancias que vivimos en el país. Echaremos de menos sus espontáneas carcajadas y su permanente buena disposición.

A partir de ahora, Lorena se dedicará en forma exclusiva a su nueva empresa de espectáculos culturales, Kumaco Producciones, con la cual seguirá desarrollando su experiencia en la producción de conciertos y otros eventos en los cuales la música venezolana es la principal protagonista. Le deseamos todo el éxito que merece, y a la vez damos la bienvenida formal a nuestra nueva jefe de Redacción, María Alejandra Peñalver.

Me permito reproducir parte del mensaje de despedida que Lorena envió a las instituciones comunitarias: “Deseo agradecerles toda la colaboración prestada durante estos cinco años de aprendizaje personal y profesional, por abrirme las puertas de la kehilá venezolana para conocerla desde sus cimientos, y por haber confiado en mis manos sus valiosas informaciones. A todos, gracias…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close