PÁGINA DOS

Leer para creer

Sami Rozenbaum, Director NMI

D urante la próxima Asamblea General de la ONU, en septiembre, se presentará una exposición de pinturas del soldado israelí Hadar Goldin, quien murió durante la Operación Margen Protector en 2014 y cuyos restos permanecen “secuestrados” por el grupo terrorista Hamás.

La muestra tendrá lugar en el lobby de la sede del organismo internacional en Nueva York, donde podrá ser vista por los líderes mundiales cuando se dirijan a la sala de la Asamblea General, como informa Israel Hayom.

Hadar era miembro de la brigada Golani. Él y su compañero Orón Shaúl perdieron la vida por disparos en Rafah, en la Franja de Gaza, durante un cese de fuego, y los miembros de Hamás se llevaron sus cuerpos como trofeo. Mientras sus familiares estaban en shivá (semana de duelo), una de las personas que los visitó era curador de arte, y quedó impresionado por las pinturas del joven fallecido.

La exposición se titulará “La paz definitiva”, y se llevará a cabo por iniciativa de Danny Danon, embajador israelí ante la ONU. Los padres de Goldin y su hermano gemelo estarán presentes durante la inauguración, así como el primer ministro Benjamín Netanyahu.

Como la muerte de Hadar se produjo durante un cese de fuego humanitario establecido por la ONU, sus familiares consideran que el organismo debe apoyarlos para que los restos del joven les sean devueltos. “Los líderes mundiales deben percatarse de que más allá de haber sido un soldado, Hadar era un ser humano talentoso que tenía toda la vida por delante. La ONU y la comunidad internacional deben aceptar su responsabilidad, y actuar para que el cuerpo de Hadar sea entregado a Israel para su sepultura”, dice su madre, Leah Goldin.

El embajador Danon tratará de organizar encuentros entre los Goldin y funcionarios de la ONU para que gestionen su solicitud.


E l pasado 1º de julio se produjo el atentado terrorista en el que perdió la vida el rabino Michael Mark, cuando un terrorista palestino le disparó a su automóvil al sur de Hebrón (Cisjordania), y él perdió el control del vehículo.

Pocos segundos después, un palestino al que Israel Hayom solo identifica como “J” pasó por el lugar; él liberó el cinturón de seguridad que estaba ahogando a la esposa del rabino y logró sacar a los dos hijos adolescentes que viajaban en el automóvil volcado, a quienes dio refugio en su propio vehículo para que nadie los hiriera o secuestrara. Minutos más tarde llegó un médico también palestino, Ali Abu Sherej, quien brindó primeros auxilios a la familia; la mujer estaba en condición crítica y la hija de 14 años tenía una herida de bala en el estómago, mientras el hijo de 15 sufrió heridas leves. Poco después llegaron los paramédicos de Maguén David Adom.

Por su comportamiento humanitario, “J”, quien era empleado público de la Autoridad Palestina, fue premiado pocos días después: lo despidieron.

Un pariente de “J” declaró a Israel Hayom que “desde que se supo que fue el primero en llegar a la escena y que ayudó a las víctimas, tanto él como nuestra familia hemos estado sujetos al escarnio público y hemos recibido amenazas”. La excusa que le dio la AP a “J” por su destitución fue “cortes en el presupuesto”, pero él fue el único despedido, asegura su pariente. La AP ha declinado comentar el caso.

El entrevistado agrega que “J” no está arrepentido de haber ayudado a los Mark: “Incluso durante una guerra no se lastima a un enemigo herido y se le brinda asistencia, y eso fue lo que él hizo. Él dice que si pudiera volver a ese momento, habría hecho exactamente lo mismo”.

“J” se ha reunido con el jefe del Consejo Regional de Har Hebrón, Yojai Damari, para solicitarle ayuda con el fin de conseguir un permiso de trabajo en Israel, lo cual se está tramitando. “En situaciones como esta, es nuestro deber como nación judía mostrar gratitud hacia las personas que han destacado como seres humanos”, escribe Damari en su página de Facebook. Por su parte, la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, comentó durante una visita al área: “La Autoridad Palestina despidió a la persona que ayudó a la familia Mark. Tal es el comportamiento de una organización que promueve el terrorismo. Exijo al secretario general de la ONU que tome acciones para detener este abuso contra alguien cuyo único pecado fue ayudar a unos judíos heridos”.

Havi Mark, la viuda del rabino asesinado, fue operada y se está recuperando de sus heridas, al igual que sus hijos; también han expresado su agradecimiento por el auxilio que recibieron por parte de “J” y el doctor Sherej.

A veces surgen ejemplos de humanidad en momentos en que impera el odio.

CARTAS


Para Marcko Glijenschi en su cumpleaños


Hay todo tipo de personajes,

pero aquel que hace de su nombre una leyenda

no es quien cumple un tradicional requisito de solemnidad

sino el que rompe contra aquello

que atente su disposición a ser fiel a sí mismo.


Marcko,

Sin displicencias ni titubeos, hizo de su carrera militar una consigna virtual:

arribar a metas señeras;

de la tarea docente una misión atrevida:

proclamar realidades ajenas a la ritual diplomacia complaciente;

y del trajinar comunitario plasmar con tesón en el yishuv una titánica función:

hacer de la verdad la brújula intermitente que la enrumbe.


Víctor Cherem Laniado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close