Aunque la noche sea muy oscura, Dios está con nosotros
4 Agosto, 2017
Ekev: reconociendo favores
4 Agosto, 2017
Mostrar todo
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
Cartas
Contraportada
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Magazine
Opinión
Página Dos
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

PÁGINA DOS

Leer para Creer

Sami Rozenbaum

N eda Amin es una periodista iraní que huyó de su país en 2014, tras haber sido arrestada varias veces por sus artículos y libros. Uno de ellos, titulado La cadena, describe la opresión que sufren las mujeres en Irán, por lo que fue prohibido por los ayatolas.

Amin, de 32 años, recibió el estatus de refugiada por el Alto Comisionado de la ONU y vive en Turquía. Entre otros medios, colabora con el portal web en idioma persa de The Times of Israel. Esto no le ha hecho gracia a sus anfitriones turcos: ha sido interrogada varias veces por la agencia de inteligencia. “Insisten en preguntarme por qué escribo para un periódico israelí, y qué contactos tengo en Israel. Aunque siempre les respondo que solo soy una periodista, me acusan de espionaje”, declaró al portal Arutz Sheva.

El pasado 5 de julio, las autoridades turcas de inmigración le notificaron que su estatus de refugiada fue revocado, y que si no abandona el país para el 5 de agosto la deportarán a Irán. Ahora teme por su vida, pues en su país podría ser sometida a tortura, abusos e incluso ser ejecutada. “Irán prohíbe cualquier tipo de relación con Israel. Todo el que trabaje con organizaciones israelíes es considerado un traidor o enemigo”, dijo en una entrevista para Israel Hayom.

Amin está solicitando asilo a los países occidentales, y cuenta con el apoyo de la ONG UNWatch. La oficina de la ONU en Turquía dice que no puede ayudarla ni garantizar su seguridad.

Un reporte de 2009 de la Federación Internacional para los Derechos Humanos indicó que “una amplia cantidad de infracciones pueden castigarse con la muerte en Irán”, donde la pena capital “se utiliza como política de terror del Estado”. Por su parte, el 28 de julio el Comité Femenino del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán reportó que, en los últimos tres años, 80 de las personas ejecutadas durante la presidencia del “moderado” Hassan Ruhani han sido mujeres. Pero esa cifra solo incluye las ejecuciones informadas por la prensa iraní; la cantidad es seguramente muy superior, pues la mayoría de las ejecuciones se llevan a cabo en secreto, como señala el mismo Comité.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close