Memorias telúricas
4 Agosto, 2017
Parashá Ekev: somos “las cosas pequeñas”
11 Agosto, 2017
Mostrar todo
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
Cartas
Contraportada
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Magazine
Opinión
Página Dos
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

PÁGINA DOS

Leer para Creer

E l ministro de Comunicaciones de Israel, Ayoub Kara, anunció esta semana que Al Jazeera dejará de operar en el país. La sede del canal de noticias catarí en Jerusalén será cerrada, y se revocarán las credenciales de sus periodistas.

Según el portal World Israel News, el motivo de la decisión fue la cobertura realizada por ese medio de la reciente crisis en el Monte del Templo, en la que según las autoridades israelíes incitó a la violencia. Durante una rueda de prensa, Kara declaró: “Yo hablo árabe y ustedes no pueden engañarme con su versión en inglés de Al Jazeera. Sé cuándo un reporte es incitación en lugar de libertad de expresión”. Agregó que para Israel esta libertad es “un valor supremo”, pero que el canal cruzó claramente una línea al hacer apología del terrorismo.

Las trasmisiones por satélite de Al Jazeera tampoco podrán sintonizarse más en Israel.

Esta decisión se produce en medio de multitud de críticas a Al Jazeera en todo el mundo; como reseñamos hace poco en esta página, incluso varias naciones árabes lo acusaron de fomentar el antisemitismo. Recientemente se cerró también su operación en Estados Unidos, no solo a causa de ínfima audiencia, sino por una demanda entablada contra el canal acusándolo de ser una organización sexista, discriminatoria y antisemita.

S hahak Shapira es un joven de nacionalidad israelí-alemana que se ha convertido en toda una personalidad mediática. Escritor, comediante y bloguero, utiliza la sátira y el sarcasmo para expresar sus opiniones.

The Jerusalem Post narra que, a principios de este año, Shapira creó una iniciativa denominada Yolocaust, originada en su indignación por las personas que visitan el Monumento del Holocausto de Berlín y otros sitios relacionados con la Shoá, y luego suben fotos a Facebook o Instagram en las que aparecen muy sonrientes y hasta haciendo poses divertidas, como si se tratara de lugares alegres. Shapira toma esas imágenes y les coloca de fondo alguna foto original de los campos de exterminio, para señalar la incongruencia de esa actitud.

Ahora, tras intentar sin éxito que Twitter eliminara 450 cuentas racistas y antisemitas, el artista se dirigió a la sede de esa empresa en Hamburgo y llenó la calle de enfrente con graffiti en pintura aerosol que reproducen algunos de esos mensajes de odio. El video en el que muestra cómo lo hizo (#heytwitter) se ha vuelto viral.

Neda Amin en Israel

La semana pasada reseñamos que la periodista iraní Neda Amin, radicada en Turquía, había sido amenazada de deportación a su país por el solo hecho de que escribía para varios medios israelíes. En Irán habría sufrido prisión, tortura y quizá hasta pena de muerte, pues en 2014 había huido a causa de sus críticas a la situación de la mujer en la República Islámica. Cuando se supo lo que ocurría, el gremio periodístico de Israel se movilizó rápidamente. David Horovitz, director de The Times of Israel, explica que la campaña contó con apoyo oficial, tomando en cuenta que su vinculación con Israel era el motivo de la persecución a la que estaba siendo sometida: las autoridades turcas la interrogaron varias veces en forma hostil y su apartamento fue violentado en su ausencia, al punto que ya no dormía allí. El día que iba a abordar vuelo a Israel, le informaron en el aeropuerto que le faltaba un documento que debe emitir la policía; esto la aterrorizó, pero finalmente logró obtenerlo y dos días después, este jueves 10 de agosto, se encontraba a salvo en Tel Aviv. Allí fue cálidamente recibida por varios colegas a quienes solo conocía por internet; en la foto aparece con David Horovitz en el Aeropuerto Ben Gurión.

EN PORTADA: Cuevas de Maresha en la Baja Judea, declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close