El vuelo de un ángel
19 Febrero, 2016
Ki Tisá: Creer para ver
19 Febrero, 2016
Mostrar todo

VIDA RELIGIOSA

Que Dios nos bendiga con buenos líderes

D ecía el gran rabí Meir Hagadol de Premishlan (Ucrania, 1703–1773): “Como es sabido, la manera de relacionarse con sus semejantes de Moshe y de Aharón eran distintas. Moshe Rabeinu tendía más a apartarse de la multitud y reflexionar en privado, mientras que su hermano Aharón se entremezclaba con la gente, amaba y perseguía el Shalom”.

Debido a esto dice Hashem a Moshe: “Acerca a ti a Aharón, tu hermano” (Shemot 28;1); es decir, acércate tú a las buenas cualidades de tu hermano Aharón, que se entremezcla y se relaciona con la gente en todo momento que lo requiere, ya que un verdadero líder debe vivir dentro del pueblo en todo momento, y le es contraproducente erigir cualquier tipo de barrera u obstáculo entre él y su pueblo.

No basta con decir: Yo soy el dirigente, y el que me necesite, venga y con gusto le ayudaré. El dirigente comunitario va más allá, y en principio debe conocer a su gente, sus necesidades, sus cualidades, sus virtudes; debe saber explotar en bien del colectivo y no pensar que sí lo sabe, cuando no lo ha vivido. Estar más cerca de la dirigencia debe hacerle más sensible y dispuesto al servicio público.

Aharón era el que conocía al pueblo, ya que creció entre ellos en la tierra de Goshen, fuera de la esclavitud que no afectó a los Levitas. Representaba al juez de paz entre los hijos de Israel y un ejemplo vivo de bondad y prestancia.

Por lo contrario, Moshe creció en el Palacio Real de Egipto, la sangre judía lo llamaba y lo puso a prueba ante la aflicción de sus hermanos hebreos. Forzado a huir a Midian, nunca se ganó la confianza plena del pueblo sometido y tuvo que depender de Aharón como interlocutor con las masas y para ganarse sus corazones.

Estas cualidades y capacidad de Aharón, padre del linaje de sacerdotes de Am Israel, son producto de una total humildad y dedicación a Hashem y al pueblo judío, sin aspiraciones a obtener ganancias personales en absoluto. Esa persona es la que merece un corazón que ve a través del pectoral.

Que Hashem nos bendiga con líderes como estos. ¡Amén!

Moré David Chocrón

Asistente de rabinos de la Unión Israelita de Caracas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close