Ekev: reconociendo favores
4 Agosto, 2017
Memorias telúricas Parte 2
4 Agosto, 2017
Mostrar todo
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
Cartas
Contraportada
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Magazine
Opinión
Página Dos
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

PÁGINA DOS

RETROVISOR

El Mundo Israelita, edición del 11 de agosto de 1967

H ace cincuenta años, el semanario El Mundo Israelita dirigido por don Moisés Sananes, antecesor de Nuevo Mundo Israelita, publicó en su primera plana una crónica sobre el terremoto que acababa de suceder en Caracas. La nota decía:

“La colectividad judía de Caracas reaccionó inmediatamente ante las primeras noticias sobre la magnitud de la catástrofe que afectó a la ciudad capital y a numerosas regiones del país. Miembros de la colectividad acudieron voluntariamente a los centros de donación de sangre para dar su contribución que permita salvar la vida de los primeros heridos.

“Al Puesto de Emergencia de Salas acudió el señor embajador de Israel, Jacob Dorón, durante las primeras horas del domingo. El embajador, hombre de unos 55 años, se presentó al puesto de emergencia, y al identificarse fue amablemente atendido por médicos y enfermeras de la Unidad de Sangre. Ante la pregunta que le fue formulada sobre su premura en hacer la donación, contestó: ‘La colectividad venezolana dio un ejemplo extraordinario de solidaridad humana durante los días de angustia que vivió mi país, Israel, y lo menos que yo puedo hacer en este momento es retribuir con mi sangre para salvar alguna vida’”.

El embajador se refería a los numerosos venezolanos, muchos de ellos no miembros de la comunidad, que se presentaron voluntariamente en la UIC para donar sangre destinada a Israel durante la Guerra de los Seis Días, que había tenido lugar pocas semanas antes.

Añadía el reporte de El Mundo Israelita que la CAIV estaba recibiendo numerosas llamadas de miembros de la kehilá que querían colaborar, y que para ello se habían creado centros de acopio en las sedes de la UIC en San Bernardino y la AIV en Maripérez.

Eso fue hace cincuenta años.

(Véase el Dossier de esta edición).

Agradecemos a Jeanette Almozlinoz Sananes por habernos facilitado acceso al único volumen remanente de El Mundo Israelita del año 1967.

Hace 8 años y 7 meses que no tenemos representación diplomática de Israel en Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close