Netanyahu: la cumbre de París “radicalizará” las demandas de los palestinos
3 Junio, 2016
Arqueólogos encontraron último escondite de la revuelta judía en Jerusalén
3 Junio, 2016
Mostrar todo

Shavuot, una festividad doble

DOSSIER

Shavuot, una festividad doble

Redacción NMI.

Shavuot es una de las tres festividades judías más importantes, las llamadas shalosh regalim (tres peregrinajes), pues en la época en que existían los templos de Jerusalén todo el pueblo se dirigía a la Ciudad Santa para esta celebración.

Debido a su brevedad (dura un día en Israel y dos en la diáspora), Shavuot tiende a generar menos agitación familiar que las otras dos regalim (Pésaj y Sucot), que duran una semana cada una. Pero Shavuot conmemora el evento más importante en la historia judía: la entrega de la Torá en el Monte Sinaí


Una festividad doble:

1. La entrega de la Torá

En Shavuot se celebra la entrega de la Torá por Dios al pueblo judío en el Monte Sinaí, tras la salida de Egipto. Esto sucedió en el año judío 2448, es decir, hace 3328 años.

Todo el pueblo judío de aquel momento experimentó directamente esta revelación divina: “Dios les habló de en medio del fuego; estaban oyendo el sonido de palabras, pero no estaban viendo una forma, solo un sonido. Él les dijo de su pacto, ordenándoles cumplir los Diez Mandamientos, y Él los grabó en dos tablas de piedra” (Devarim-Deuteronomio 4:12-13).

La entrega de la Torá fue un evento de inmensas proporciones que grabó indeleblemente al pueblo judío con un carácter, fe y destino únicos. A lo largo de los milenios, los ideales de Torá —monoteísmo, justicia, responsabilidad— se convirtieron en el fundamento moral de la civilización occidental.


Una festividad doble:

2. Las primicias (bikurim)

Shavuot es también la fiesta de las primicias, es decir los primeros frutos del campo. En el antiguo reino de Israel, todas las familias que trabajaban el campo enviaban a varios de sus miembros con primicias (bikurim) como ofrenda y agradecimiento por el inicio de la época de la cosecha, que se entregaban al Templo en medio de cánticos. Esta ofrenda estaba compuesta por cinco frutos: granadas, uvas, higos, dátiles y aceitunas, a los que se sumaban el trigo y la cebada; estas siete especies siguen considerándose actualmente como los cultivos tradicionales de Israel.

Así, Shavuot es una festividad que combina lo natural (la agricultura) con lo espiritual (la Torá).

¿Cómo se celebra Shavuot?

1. El estudio

En Shavuot no existen símbolos (como una sucá o el séder de Pésaj) que distraigan de su foco central: la Torá. De hecho, esta celebración se realiza de una manera muy judía: es costumbre quedarse despierto toda la noche estudiando la Torá. Y como la Torá es el camino a la auto-perfección, el estudio de la noche de Shavuot recibe el nombre de Tikún Léil Shavuot, “acto de auto-perfección en la noche de Shavuot”.

2. Lectura del libro de Ruth

En los servicios de la sinagoga en la mañana de Shavuot se lee el libro de Ruth, que forma parte del Tanáj. Ruth era una mujer no judía de Moab (en la actual Jordania), cuyo amor por Dios y la Torá la llevaron a convertirse al Judaísmo cuando falleció su esposo judío.

Ruth tiene una conexión especial con Shavuot, pues ella se convirtió en ancestro de uno de los personajes más importantes del Judaísmo, el rey David, quien nació y murió en Shavuot.

3. Festejo de las primicias

Como hemos visto, Shavuot se asocia con el inicio de la cosecha en Eretz Israel, y marca el momento en que antiguamente se ofrecían los primeros frutos al Templo como una expresión de agradecimiento.

En el moderno Israel, aunque solo una minoría de la población se dedica a actividades agrarias, los kibutzim suelen organizar alegres festejos, y muchas personas se dirigen a Jerusalén con alegóricos bikurim para recordar la época en que existía el Templo. Los colegios también organizan actividades especiales en las que se enseña a los niños sobre los cinco frutos simbólicos.

4. Alimentos lácteos

Existe la costumbre de comer productos lácteos en Shavuot. Se han propuesto varias explicaciones para esto, algunas más convincentes que otras:

1. El libro bíblico Cantar de los Cantares (4:11) se refiere al dulce valor nutritivo de la Torá: “La dulzura de la Torá mana de tus labios, como miel y leche yace bajo tu lengua”.

2. El versículo en Éxodo 23:19 yuxtapone la festividad de Shavuot con la prohibición de mezclar leche y carne. En Shavuot, por lo tanto, comemos cenas separadas: una de leche y una de carne.

3. Con la recepción de la Torá en el Monte Sinaí, los judíos inmediatamente se vieron obligados a cumplir las leyes de shejitá (sacrificio ritual de los animales). Ya que no tuvieron tiempo de preparar carne kasher, tras recibir la Torá los israelitas comieron lácteos en su lugar.

Peregrinación al Muro Occidental (Kotel)

En junio de 1967 tuvo lugar la Guerra de los Seis Días, pocos días antes de Shavuot. Israel recuperó la Ciudad Vieja de Jerusalén con el Muro Occidental, y por primera vez desde 1948 los judíos tuvieron nuevamente acceso al área que rodea al Monte del Templo, el sitio más sagrado del Judaísmo.

Para la festividad de Shavuot, tras despejar el área, el Muro Occidental se abrió para los visitantes, y en ese memorable día de 1967 más de 200.000 personas de todo el país caminaron hasta el Kotel. Esta fue la primera peregrinación del pueblo judío soberano hacia el lugar de su antiguo Templo en 1900 años.

Fuentes:

  • Barylko, Jaime (1969): Schavuot (Biblioteca Popular Judía, colección Hechos de la Historia Judía, Nº 22). Buenos Aires: Congreso Judío Mundial.
  • Aishlatino.com
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    demuestra que no eres un robot *

    Close