Beaalotjá: ser constante
9 Junio, 2017
Jakob Wassermann, o un escritor silenciado
9 Junio, 2017
Mostrar todo

Shelaj Lejá: ¿amamos la tierra de Israel?

Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

PARASHÁ

Shelaj Lejá: ¿amamos la tierra de Israel?

“E nvía para ti hombres que espíen la tierra de Cnaän, la que yo doy a los hijos de Israel; un hombre será por cada tribu paternal, enviarás cada líder de ellos” (Bamidbar 13,2).

Israel se prepara para regresar a la tierra paternal, y solicitan enviar representantes para verificarla, para comprobar la bendición que reposa sobre ella y elaborar planes de conquista, según el tipo de habitantes.

Dios dice a Moshé: “Envía para ti…”. Rashí: “Yo les he dicho que la tierra es próspera, no hay necesidad de comprobar las bondades que hay en ella; si deseas, manda una comitiva a tu consideración”. Esta iniciativa fue generada, aparentemente, porque Israel tuvo ciertas dudas respecto a la realidad de la Tierra Santa. ¿Por qué?

Explica el Sefat Emet: “La tierra de Israel es comparada a la trasmisión oral de la Torá, la cual requiere de mucho esfuerzo para entenderla y hacerla parte de uno. Todo depende de la voluntad y determinación que tenga la persona que se acerca a estudiarla e internalizarla.

Lo mismo sucede con la Tierra de Israel: todo converge en las ganas que tenga cada persona de conquistarla y hacerla parte de uno. Como está escrito: ‘Y será conquistada la tierra frente a Dios’ (Bamidbar 32, 22). Es decir, en primera instancia deberá ser ‘conquistada’ por ustedes, por su propia voluntad, y después Dios estará de acuerdo con ustedes y les ayudará y apoyará para materializar la empresa. Cuando al final de esta historia los hijos de Israel rechazaron ingresar en ella, dañaron el concepto de ‘voluntad’ preliminar para entrar a la tierra, y consecuentemente no tuvieron el mérito de habitar en ella”.

No es tarea fácil alcanzar el grado de voluntad requerido para reconquistar nuestra amada tierra de Israel, pues ella tiene la capacidad de rechazar a quien no sea apto para habitarla, como claramente está señalado en la Torá, ya que la voluntad de la que se habla aquí está estrechamente unida al deseo de cumplir las mitzvot correspondientes a ella, estudiar y rezar respirando un aire de santidad que no se encuentra en ningún otro lugar del mundo.

Si en nuestra mente está la idea de subir a Israel por sus bonitos paisajes, por la comida, por lo avanzado de la tecnología, por su folklore, etc., estamos errando el objetivo, y ese cariño mermará cuando se hastíe de la comida, de los paisajes, y el carácter del israelí le haga dar un paso atrás.

El verdadero patriotismo por nuestra amada tierra comienza en las sinagogas y casas de estudio, en cuánto apreciamos las mitzvot que nos dio el Creador del universo, y el verdadero deseo de cumplirlas cuanto antes en su sagrada morada.

Cuando nos recuerdan la palabra Israel, a cada uno de nosotros nos palpita el corazón con más fuerza. Démosle dirección correcta a esta pasión.

¡Shabat Shalom!

Yair Ben Yehuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close