KEHILÁ
SEC desarrolla proyecto “Conociendo el Mundo”
10 Julio, 2018
ISRAEL/DIÁSPORA
Falleció Claude Lanzmann, director del documental Shoah 
12 Julio, 2018
Mostrar todo

Shnat Hajshará capacita a los futuros líderes comunitarios  

KEHILÁ

 

El programa Shnat Hajshará de la Unión Mundial Macabi tiene como objetivo capacitar a los futuros líderes comunitarios de nuestro movimiento, fortalecer la identidad judía de los participantes, reforzar su identificación con el Estado de Israel (su sociedad en particular y el pueblo judío en general), además de acompañar al participante en el proceso educativo y reflexivo propio de esta etapa de su vida. 

Este es uno de los 250 programas para jóvenes de 18 a 30 años que ofrece el Estado de Israel a través de la organización Masa de la Agencia Judía para Israel. “El programa de Hajshará es un pilar más para la formación y educación de estos jóvenes activistas. Luego de transitar un proceso de tres años dentro del movimiento juvenil donde los capacitamos en todo lo relacionado a la educación judeosionista, a técnicas de liderazgo, metodologías de aprendizaje y moldeamos sus identidades personales llega esta etapa de vivencial en Israel”, expresó Jesica Scheimberg, shlijá comunitaria.  

“Más allá de trabajar las competencias personales, los conecta con el país, con el conocimiento profundo de lo que representa Israel en nuestras vidas como judíos ya que no es un tema más dentro del pensum educativo. Israel es fuente de inspiración de muchas temáticas que construyen y alimentan a las comunidades judías en la diáspora. Estos jóvenes regresan fortalecidos y con más herramientas para asumir cargos comunitarios desde un punto de vista innovador y educativo”,  afirma Scheimberg, asimismo representante de la Agencia Judía para Israel en Venezuela, quien prepara y trabaja con los jóvenes previamente a su partida al programa. 

KEHILÁ

grupo de Shnat Hajshará 2017-2018 junto a Jesica Scheimberg

“Además, existe una cantidad de otros programas que se adecuan al perfil del joven, sus intereses y proyectos de vida. Para la Agencia Judía, tenemos en vista la necesidad de conectar a cada joven con su esencia judía y perteneciente al pueblo de Israel”, indicó Scheimberg. 

Recientemente, llegó a Venezuela el grupo de 26 jóvenes que fue parte de este programa durante los últimos 10 meses, muchachos que se formaron en la Tnua (Movimiento Juvenil Sionista) de Noar Le Noar Macabi en Caracas, y que dedicaron casi un año de sus vidas a experimentar Israel, conocerse como personas y formarse como líderes comunitarios.  

Cada uno de estos jóvenes es diferente, pero tienen algo en común: el sentido de pertenencia a la comunidad venezolana, su estrecha relación con el judaísmo, y su amor por Israel.   

La primera etapa del programa es el majón de madrijim, de cuatro meses de duración, en el que los participantes estudian de manera teórica y práctica acerca las siguientes áreas: hebreo, liderazgo, sionismo, judaísmo, actualidad israelí, historia judía, Shoá, etc. y continúa con un curso práctico de MADA (Cruz roja Israelí), luego dos meses de vida y trabajo en el kibutz, y luego mes y medio en Tel Aviv, donde toman cursos y talleres sobre diplomacia pública y business. Finaliza con dos meses de Marva 

Nuestros jóvenes de Noar Le Noar contaron sus experiencias en este programa y dejaron sus mensajes a la próxima generación de muchachos que emprenderán este viaje hacia nuestras raíces. Aquí sus relatos… 

Paola Rosanes: “Me pareció importante la experiencia de vivir solos porque acá, en Venezuela, no tenemos muchas oportunidades de salir y allí pudimos ser libres, estar en la calle, caminar, hacer nuestras propias cosas, tan sencillas como el mercado. Lo que me motivó personalmente para unirme a Shnat Hajshará fueron las ganas de ir a Israel, conocer personas y aprender sobre los judíos”. 

Oren Ben Levy: “Shnat Hajshará son 10 meses en los que estás en Israel y puedes analizar y probar la sociedad israelí en todos los sentidos: desde un punto de vista político o religioso, también aprendes sobre el pueblo judío y su pasado, y sobre lo que tuvieron que atravesar para llegar a ser un Estado”. 

Daniela Ghelman: “Shnat Hajshará es una experiencia que recomiendo al 100%: no sólo aprendes de la sociedad israelí sino que tienes la oportunidad de conocer a gente de todas partes del mundo. Son amistades para el resto de tu vida”. 

Jack Gampel: “Creo que todos deben ir a este programa, aprendí a acercarme a mi Tnua y a mis amigos”. 

Joel Benzaquén: “En Shnat Hajshará empecé a darme cuenta de la importancia de lo que hacía acá en Caracas para mantener la continuidad del pueblo judío y en especial en una comunidad como la de Venezuela. El hecho de que la comunidad se vaya achicando es sinónimo de la importancia de seguir trabajando en el legado comunitario y ser el ejemplo para otros jóvenes de la comunidad, eso es algo que inspira y tiene un gran repercusión en el futuro”. 

Samantha Puterman: “Aprendimos más sobre las minorías israelíes, que es otra parte de nuestro Estado. Este tema es muy importante y lo vamos a tocar en menos de un mes en el seminario Manhigut”. 

Nathaniel Goldfarb: “Debemos aprender a valorar a nuestra comunidad y Noar Le Noar, el Departamento de Juventud que es Macabi, es el lugar ideal para encontrarnos, para que entendamos lo que significa la ayuda comunitaria”. 

Verónica Castro: “Una vez en Israel me di cuenta que es un país muy inclusivo, te das cuenta que todos somos judíos y que es una comunidad que siempre va a estar ahí para apoyarte”.  

Nicole Karpel: “Hajshará te permite descubrir muchas cosas que no sabías, en primer lugar entiendes que tu Tnua es más que Noar Le Noar, que abarca Macabi, un movimiento mundial. Comparamos las actividades que nuestros pares hacían, y nos dimos cuenta que eran lo mismo. Hay algunas cosas diferentes pero dependen de variables-país”. 

Sharon Simkin: “Para mi Hajshará fue una experiencia increíble, de mucho aprendizaje”. 

Deby Cohén: “Lo que más impactó es haber salido de la burbuja y conocer distintas ideologías que coexisten, se respetan y tienen un mismo fin, que es hacer activismo en sus comunidades a su manera, haciendo peulot con sus tnuot. Logras expandir tu mente”.  

Elías Kamahji: “Soy mexicano, construimos una relación muy fuerte entre la gente de México y de Venezuela, la unión fue impresionante. Gracias a este programa decidí venir a Venezuela a conocer cómo es la vida aquí, cómo es la Tnua. Soy de Macabi México y estoy aquí para ver qué nuevas ideas puedo llevar a mi país”. 

 

Daphne Breuer de Jagerman 

Gerencia de Comunicaciones e Información del CSCDR Hebraica  

 

 

DENUNCIA

RECUERDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close