DOSSIER

Tocando el cielo

Los astronautas de origen judío

La exploración y utilización del espacio ha sido el logro tecnológico más complejo de nuestra época, y a la vez el que genera un mayor impacto emocional. Sin embargo, apenas unas 550 personas han salido de la atmósfera terrestre en el más de medio siglo trascurrido de esta “era espacial”; catorce de ellas han tenido origen judío, y las presentamos en estas páginas

Sami Rozenbaum



BORIS VOLYNOV (Unión Soviética)

Nació en Irkutsk, Siberia, en 1934. Estudió en el Instituto de Ingeniería en la Academia Zhukovsky, donde obtuvo el título de ingeniero-piloto-cosmonauta.

En enero de 1969 comandó la misión Soyuz 5, convirtiéndose en el primer judío en viajar al espacio.

Esta misión consistió en un acoplamiento con otra cápsula, Soyuz 4, lo que se realizó exitosamente; sin embargo, un desacoplamiento inadecuado y la posterior falla en los retrocohetes causó que Soyuz 5, donde Volynov regresaba solo a la Tierra, tuviera un descenso demasiado rápido, y con el impacto perdió varios dientes. Como aterrizó demasiado lejos del punto previsto, debió caminar varios kilómetros a temperaturas bajo cero hasta que encontró una casa habitada, donde pudo notificar sobre su paradero.

Volynov participó luego en la misión Soyuz 21 (1976), que se acopló con la estación espacial soviética Salyut 5. Luego de 49 días en órbita, él y su compañero Vitaly Zholobov debieron regresar abruptamente a la Tierra por un problema en la atmósfera de la estación.

En 1980 Volynov obtuvo un doctorado en la Academia Zhukovsky, y posteriormente fue el administrador del Centro Gagarin de Entrenamiento de Cosmonautas. Se retiró del servicio activo en 1990.



JUDITH RESNIK (Estados Unidos)

Nació en Akron, Ohio, en 1949; sus padres eran inmigrantes de Ucrania. Obtuvo un título en Ingeniería Eléctrica por la Universidad Carnegie Mellon, y posteriormente un PhD en la misma especialidad en la Universidad de Maryland. Trabajó en la firma RCA, donde participó en varios proyectos contratados por la NASA; en 1978 se incorporó a esa agencia como astronauta. En 1984 formó parte de la tripulación del primer vuelo del trasbordador Discovery, convirtiéndose en la primera persona de la comunidad judía estadounidense que viajaba al espacio. Durante este vuelo, Resnik se hizo popular por su estilo desenfadado y sentido del humor mostrados en las trasmisiones de televisión.

Posteriormente fue asignada al fatídico vuelo STS 51-L del trasbordador Challenger, que estalló a los 73 segundos de despegar de Cabo Cañaveral matando a toda la tripulación, el 28 de enero de 1986.

Antes de la misión en el Challenger, Resnik había consultado a un rabino sobre cómo celebrar el Shabat en órbita; como no está permitido encender fuego, se le respondió que prendiera unas luces eléctricas a la hora correspondiente al Kabalat Shabat en Houston, sede del control de la misión.

Judith Resnik recibió varios honores póstumos, entre ellos la designación de su nombre a un cráter del hemisferio posterior de la Luna (la llamada “Cara Oculta”).


JEFFREY HOFFMAN (Estados Unidos)

Nació en Nueva York en 1944. En 1966 se graduó de la carrera de Astronomía en la Universidad de Amherst, y en 1971 obtuvo un doctorado en Astrofísica en Harvard. Posteriormente hizo una maestría en Ciencias de los Materiales en la Universidad Rice. En 1978, la NASA aceptó su postulación como astronauta.

Hoffman formó parte de cinco vuelos en los trasbordadores espaciales Discovery (1985), Columbia (1990), Atlantis (1992), Endeavour (1993) y de nuevo en el Columbia (1996).

Durante la misión de 1993, Hoffman fue uno de los tripulantes que dio servicio y repotenció los equipos del Telescopio Espacial Hubble. Durante ese mismo vuelo, para celebrar Janucá, Hoffman hizo girar un sevivón dentro de la nave, el cual, debido a la falta de roce, se mantuvo dando vueltas en el aire durante muchas horas, lo que millones de personas pudieron ver por televisión (video: http://bit.ly/1LWMiDK )

Posteriormente, durante su misión en el Columbia de 1996, Hoffman llevó consigo el primer Séfer Torá que viajó fuera de la Tierra, un ejemplar de pequeño tamaño que envolvió en el talit katán de su padre. Hoffman fue la primera persona que leyó la Torá en hebreo en el espacio: los primeros párrafos de Bereshit (Génesis), que ya habían leído en inglés los astronautas del Apolo 8 mientras orbitaban la Luna en 1968.

En otras misiones, Hoffman llevó una mezuzá y una menorá (que no se le permitió encender, por el riesgo del fuego) a la órbita terrestre. Sobre esta costumbre, dice: “Esos objetos tienen mucho significado para diferentes personas. A lo largo de los años me han conmovido los comentarios de gente que dice que [llevarlos al espacio] fue un bonito gesto”.


Foto: Jeffrey Hoffman leyendo la Torá a bordo del trasbordador Columbia en 1996


DAVID WOLF (Estados Unidos)

Nacido en Indianápolis en 1956, es médico además de ingeniero electricista. Tiene un expediente impresionante: más de 4000 horas acumuladas en cuatro misiones al espacio, una de ellas en la estación soviética Mir, donde pasó 128 días (1997-98). Es un académico reconocido, autor de más de 40 artículos científicos (en especial sobre ingeniería de tejidos), y cuenta en su haber con 15 patentes.

Durante la misión en la Mir, Wolf trasmitió un saludo de Rosh Hashaná a su kehilá en Indianápolis. Días más tarde, como le comentó a una periodista, “Yom Kipur fue diferente a cualquiera en la Tierra. Todo lo que tenía que hacer era ayunar durante hora y media, porque el amanecer ocurre cada 90 minutos; ayuné durante varios amaneceres…”

Wolf, al igual que Jeffrey Hoffman, hizo girar un sevivón a bordo de la estación rusa durante Janucá. “Creo que tengo el récord mundial del dréidel (sevivón): siguió dando vueltas durante hora y media, hasta que lo perdí de vista; apareció semanas después en un filtro de aire. Creo que giró unos 40.000 kilómetros”.

Wolf hizo en total siete caminatas espaciales; según dice, la primera de ellas fue “una experiencia religiosa”.



GREGORY CHAMITOFF (Canadá-Estados Unidos)

Nació en 1962 en Montreal, en una familia judía originaria de Rusia. Es ingeniero aeronáutico y electricista, especialidades en las que obtuvo un doctorado en el MIT. Además tiene un título en Geología Planetaria por la Universidad de Houston.

La NASA lo incluyó en su plantel de astronautas en 1998. Formó parte de las Expediciones 17 y 18 de la Estación Espacial Internacional (2008), durante las cuales pasó 198 días en órbita terrestre. También integró la tripulación del último vuelo del trasbordador Endeavour, en 2011.

Durante su permanencia en la EEI, Chamitoff llevaba dos mezuzot con forma de cohete, creación de la diseñadora israelí Laura Cowan, las cuales colocó a la entrada de su pequeño “camarote”. Por otra parte, la familia de su padre está emparentada con los propietarios de una famosa cadena de bagels de Montreal, y Chamitoff se llevó varios de estos panes para comerlos y compartirlos en la estación espacial.


Fotos: Foto oficial de Gregory Chamitoff, y la mezuzá modelo “Apolo” que llevó a la Estación Espacial Internacional


SCOTT HOROWITZ (Estados Unidos)

Nacido en Filadelfia en 1957, Horowitz tiene un doctorado en Ingeniería Aeroespacial por el Instituto Tecnológico de Georgia. Se unió a la Fuerza Aérea, y en 1992 a la NASA.

Horowitz formó parte de tres misiones de trasbordadores entre 1996 y 2000. En agosto de 2001 fue el comandante de una misión del Discovery hacia la Estación Espacial Internacional, para intercambiar tripulaciones y trasferir equipos.

Tras su retiro en 2007, Horowitz promueve activamente la exploración tripulada de Marte como nuevo objetivo para la NASA.


Foto: A bordo del trasbordador Discovery, Scott Horowitz muestra una lámina aislante empleada durante la segunda misión de mantenimiento del Telescopio Espacial Hubble, en 1997


JEROME “JAY” APT (Estados Unidos)

Nació en Springfield, Massachusetts, en 1949. Es físico egresado de la Universidad de Harvard, con PhD en la misma especialidad en el MIT. Durante la década de 1970 trabajó en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, donde formó parte del equipo de investigación de la sonda Pioneer al planeta Venus.

En 1985 fue seleccionado como astronauta, y entre 1991 y 1996 integró cuatro tripulaciones de trasbordadores, en la última de las cuales visitó la estación rusa Mir.

Jay Apt es autor de un libro de fotografías de la Tierra desde el espacio publicado por la National Geographic Society, y actualmente es profesor en la Universidad Carnegie Mellon. Un asteroide ha sido designado con el nombre “Jeromeapt”.


Foto: Jay Apt durante uno de los experimentos llevados a cabo en al trasbordador Atlantis, en 1996


ELLEN SHULMAN-BAKER (Estados Unidos)

Nació en 1953 en Fayetteville, Carolina del Norte. Posee títulos en Geología por la Universidad de Buffalo y Medicina por la de Cornell, y una maestría en Salud Pública. En 1981 se incorporó como médico en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston; en 1985 se convirtió en astronauta.

Entre 1989 y 1995, Ellen Shulman-Baker participó en tres vuelos en trasbordadores espaciales. Durante el primero de ellos, el trasbordador Atlantis lanzó la sonda Galileo hacia el planeta Júpiter; en el tercero, la misma nave fue el primer vehículo estadounidense que se acopló a la estación rusa Mir, y efectuó un intercambio de tripulaciones.

Posteriormente, Shulman-Baker fungió como jefe del Departamento de Educación Médica de la NASA. Recientemente ha dictado conferencias en centros comunitarios judíos, destinadas sobre todo a los niños.


MARK POLANSKY (Estados Unidos)

Nació en Paterson, New Jersey, en 1956. Tiene un título y maestría en Ingeniería Aeronáutica y Astronáutica por la Universidad Purdue. A partir de 1978 formó parte de la Fuerza Aérea, y en 1992 se incorporó a la NASA. Voló en tres misiones de trasbordadores entre 2001 y 2009, todas dedicadas a la construcción de la Estación Espacial Internacional. Durante la segunda de ellas, en 2006, llevó a bordo un osito de peluche perteneciente al Museo del Holocausto en Washington, como homenaje a las víctimas de la Shoá.

Tras su retiro, Polansky se ha dedicado a dictar conferencias para motivar a niños y jóvenes a cursar carreras científicas.


Foto: Mark Polansky durante una de sus tres misiones dedicadas a la construcción de la EEI. Por las ventanas del trasbordador se ve parte del brazo mecánico de la nave, y al fondo la Tierra.


MARSHA IVINS (Estados Unidos)

Nació en Baltimore en 1951. Es ingeniero aeroespacial por la Universidad de Colorado. Tras trabajar durante varios años en el desarrollo de controles y pantallas para vehículos espaciales en el Centro Espacial Johnson, fue seleccionada para el cuerpo de astronautas en 1984.

Ivins integró cinco tripulaciones de trasbordadores entre 1990 y 2001, durante las cuales se llevaron a cabo investigaciones sobre nuevos materiales, así como la colocación y retiro de laboratorios orbitales automáticos. En 1997 se acopló a la estación Mir a bordo del Atlantis, y en 2001, en el mismo trasbordador, fue parte del equipo que instaló el módulo Destiny en la Estación Espacial Internacional.

Ivins se retiró de la NASA en 2010.


Foto: La falta de gravedad tuvo un efecto dramático en el largo cabello de Marsha Ivins, durante un vuelo en el trasbordador Atlantis en 2001


MARTIN JOSEPH FETTMAN (Estados Unidos)

Nacido en Brooklyn en 1956, es doctor en Fisiología y tiene varias especialidades en Veterinaria. En 1991 la NASA lo seleccionó para trabajar en el laboratorio orbital Spacelab, para lo cual viajó en el trasbordador Columbia en 1993.

Tras este único vuelo al espacio, Fettman se ha dedicado a dictar conferencias sobre investigación en Ciencias de la Vida en numerosas instituciones académicas, así como para niños, por todo Estados Unidos y Canadá.

JOHN GRUNSFELD (Estados Unidos)

Oriundo de Chicago, donde nació en 1958, Grunsfeld es egresado en Física del MIT, con maestría y doctorado en la misma especialidad. Tras una destacada carrera académica, se unió a la NASA como astronauta en 1992. Entre 1995 y 2009 integró las tripulaciones de cinco vuelos de trasbordadores, tres de los cuales fueron misiones de servicio al Telescopio Espacial Hubble. En total, acumuló 8 caminatas espaciales.

Tras su retiro, Grunsfeld fue subdirector del Instituto del Telescopio Espacial en Baltimore, y actualmente es investigador en el Departamento de Física y Astronomía de la Universidad Johns Hopkins.


Foto: John Grunsfeld a bordo del trasbordador Columbia durante la misión STS-109, en marzo de 2002


ILÁN RAMÓN (Israel)

Hasta ahora el único astronauta israelí, se le considera además un héroe nacional pues combatió en la Guerra de Yom Kipur, y fue el miembro más joven del equipo de élite de la Fuerza Aérea que destruyó el reactor nuclear de Saddam Hussein en 1981.

Nació como Ilán Wolferman en Ramat Gan, en 1954; la familia de su padre había inmigrado a Éretz Israel en 1935, y su madre, polaca, era sobreviviente de Auschwitz. Al ingresar en la Fuerza Aérea, el joven Ilán hebraizó su apellido a Ramón; en 1974 se graduó como piloto de combate. En 1987 obtuvo un título en Electrónica e Ingeniería de Computación por la Universidad de Tel Aviv.

En 1997, la NASA lo aceptó como especialista de misión para un vuelo de trasbordador, y al año siguiente comenzó su entrenamiento en el Centro Espacial Johnson. Finalmente fue asignado a la misión STS-107 del trasbordador Columbia, dedicada a múltiples experimentos científicos, que se colocó en órbita el 16 de enero de 2003.

Aunque era judío secular, Ramón intentó observar las costumbres judaicas mientras estuviera en el espacio; comentaba: “Siento que estoy representando a todos los judíos e israelíes”. Fue el primer astronauta que consumió comida kasher. En Shabat, realizó la bendición del vino (kidush) en una copa de plata que llevó al efecto, con jugo de uvas.

Entre los objetos judaicos que Ilán Ramón llevó en su misión espacial había un pequeño Séfer Torá salvado del campo de concentración de Bergen Belsen, así como un dibujo de cómo se vería la Tierra desde la Luna hecho en el campo de Theresienstadt por el adolescente checo Petr Ginz, quien fue asesinado en Auschwitz en 1944. También llevó una copia en microficha de la Torá que le entregó el entonces presidente de Israel, Moshé Katzav; y una mezuzá hecha con alambre de púas, diseñada por la artista plástica Aimée Golant por encargo de un grupo de sobrevivientes del Holocausto de Los Angeles.

Ramón perdió la vida junto al resto de la tripulación del Columbia cuando la nave se desintegró al reentrar en la atmósfera terrestre, el 1º de febrero de 2003. Este segundo accidente mortal (tras el del Challenger) determinó, años después, la cancelación del programa de los trasbordadores.

Ilán Ramón es el único ciudadano no estadounidense al que se ha otorgado, póstumamente, la Medalla de Honor Espacial del Congreso de EEUU.


GARRETT “GARY” REISMAN (Estados Unidos)

Nació en Nueva Jersey en 1968. Tiene maestría y doctorado en Ingeniería Mecánica por el Instituto Tecnológico de California.

En 2008, Reisman se convirtió en el primer tripulante judío de la Estación Espacial Internacional, participando durante tres meses en las Expediciones 16 y 17. Durante ese período se instaló el complejo brazo robótico exterior de la EEI.

Como el despegue de la misión tuvo lugar poco antes de Pésaj, Reisman pensaba llevar al espacio algo de matzá, pero Control de la Misión le indicó que las migas serían “incontrolables” en el ambiente ingrávido y pondrían en riesgo los delicados equipos a bordo.

Reisman llevó a la estación un recuerdo del fallecido astronauta israelí Ilán Ramón, a solicitud de su viuda. Y durante Yom Haatzmaut, envió un saludo al pueblo de Israel por los 60 años de su independencia.

Desde 2011, Reisman trabaja en la empresa espacial privada SpaceX como director de operaciones tripuladas.


Foto: Gary Reisman a bordo del trasbordador Endeavour en 2008

FUENTES Y FOTOS

  • NASA
  • The Times of Israel
  • jewcy.com
  • infogr.am
  • spertus.edu
  • orjewishlife.com
  • Wikipedia / Wikimedia Commons
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    demuestra que no eres un robot *

    Close