ESPECIALES
Receta: Quesillo de chocolate
7 Marzo, 2018
KEHILÁ
Celebración de la festividad de Purim en la UIC del Este
7 Marzo, 2018
Mostrar todo

“Triángulo infernal”, por Pilar Rahola

OPINIÓN
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

OPINIÓN

Triángulo infernal

Pilar Rahola*

Q ue la paz en Siria esté en manos de Putin, Erdogan y Rohani nos da la medida del profundo fracaso europeo y norteamericano. Es un triángulo infernal que aprovecha una guerra terrible para afianzar su poder regional. Y lo ha conseguido, porque más allá de las múltiples contingencias que cabe analizar,hay un hecho irrefutable: esta guerra la han ganado políticamente Irán, Turquía y Rusia. Es decir, la han perdido Europa y Estados Unidos, en ambos casos de manera diferente, pero igualmente funesta. También la ha perdido Arabia Saudí, pero ese es otro cantar.

Por supuesto, es imposible analizar en corto el jeroglífico sirio, porque concentra en su complejidad a todos los agentes internacionales relevantes. Es pura geopolítica en el tablero, fría, calculada y despiadada, con un pequeño detalle caliente: los peones de la partida han sido los millones de sirios masacrados. Y mientras el drama humano arreciaba hasta explotar el contador –500.000 muertos, dos millones de heridos, quince millones de desplazados–, algunos se preparaban para la tajada política. La guerra de Siria ha cambiado el mapa de equilibrios del mundo, y el resultado es nefasto.

Después de esta guerra, Putin es el nuevo comisario de la agenda internacional, desaparecida Europa y perdido en su caos EEUU. La cuestión es que la preeminencia de Putin va en detrimento de los derechos humanos en el mundo

Nefasto para unos y desgraciadamente glorioso para otros. Veamos cómo queda la situación, vista por patios. Por un lado, Siria ha sido el trampolín para afianzar la agenda internacional de Rusia, que, después de sus incursiones impunes en Ucrania, ha demostrado que tenía igual impunidad en Siria. La misma impunidad de que ha gozado su amigo al-Assad para atacar a los sirioscon armas químicas. Después de esta guerra, Putin es el nuevo comisario de la agenda internacional, desaparecida Europa y perdido en su caos EEUU. La cuestión es que la preeminencia de Putin va en detrimento de los derechos humanos en el mundo.

Si Putin ha ganado, Rohani ha hecho lo propio, con un Irán en guerra abierta con el sunismo (en Yemen ya no caben más muertos), al que está venciendo en la región. Después de Siria, el Irán de los ayatolás es más fuerte, está aún más unido al gobierno alawita (hermano del chiísmo), y su fortalecimiento desestabiliza la zona. Y para remate, el reforzamiento de la Turquía que camina a pasos acelerados hacia la dictadura. Erdogan ha conseguido varios éxitos gracias a la guerra: ha aprovechado el caos para masacrar un poquito mucho a los kurdos; ha impuesto en la agenda del acuerdo de paz que los kurdos no tengan voz ni voto, a pesar de haber dado sus vidas en la lucha contra el Daesh; y ha demostrado que tiene papel internacional, a pesar de destruir derechos fundamentales, imponer una agenda islamista y tener las cárceles llenas. Lo mejor de cada casa pactando los términos de la paz en Siria. Y mientras, Estados Unidos perdido en el caos de Trump y Europa escondida en el agujero, vendiendo a millones de refugiados sirios a Turquía. Un desastre político, nacido al albur de un terrible desastre humanitario.

*Periodista y ex diputada catalana.

Fuente: La Vanguardia (Barcelona).

DENUNCIA

RECUERDA

1 Comment

  1. David Colmenares Rebolledo-Vas dice:

    Intereses sobre intereses Eco-políticos y armamentísticos en una feroz lucha entre felinos y rapiñas con el triste resultado de muertes y desplazados. No conforme con esto, en su desesperada sed de sangre, Iran apunta a Israel para provocarlo y acusarlo de muertes en Siria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close