Mini tortas de queso que no requieren hornear
26 Mayo, 2017
Ganador del concurso “Tu mejor foto de Jerusalén”
26 Mayo, 2017
Mostrar todo
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

CONTRAPORTADA

Trump hizo historia en Israel

Inició su principal discurso aludiendo a “los lazos del pueblo judío con esta Tierra Santa”, y fue el primer presidente de EEUU en ejercicio en visitar el Kótel

E l presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó Israel entre el 22 y el 23 de mayo, como parte de su gira por el Medio Oriente y Europa, primer viaje que el mandatario realiza fuera de territorio estadounidense.

En Jerusalén, Trump, su esposa Melania, su hija Ivanka y su yerno Jared Kushner visitaron la Iglesia del Santo Sepulcro, tras lo cual se dirigieron, bajo extremas medidas de seguridad, hacia el Kótel (Muro Occidental). Trump se convirtió así en el primer presidente de EEUU en ejercicio en visitar el lugar de oración más sagrado para el Judaísmo.

Trump ofreció su discurso principal en el Museo Israel. A continuación algunos fragmentos destacables:

“Jerusalén es una ciudad sagrada. Su belleza, esplendor y herencia no se parecen a las de ningún otro lugar en la tierra. Los lazos del pueblo judío con esta Tierra Santa son antiguos y eternos. Datan de miles de años, incluyendo el reinado del rey David, cuya estrella ahora vuela con orgullo en la bandera blanca y azul de Israel”.

“A través de los siglos, el pueblo judío ha sufrido persecución, opresión e incluso hay quienes han buscado su destrucción. Pero, a pesar de todo han perseverado y han prosperado. Estoy asombrado de los logros del pueblo judío, y les hago esta promesa: mi administración siempre estará con Israel”.

“Este museo donde nos reunimos hoy cuenta la historia de ese espíritu: desde los dos templos sagrados hasta las gloriosas alturas de Masada, vemos una increíble historia de fe y perseverancia. Esa fe es lo que inspiró a los judíos a creer en su destino, a superar su desesperación y a construir aquí un futuro que otros no se atrevieron a soñar”.

“En Israel, no solo los judíos son libres de cultivar el suelo, enseñar a sus hijos y orar a Dios en la antigua tierra de sus antepasados. También lo son los musulmanes, los cristianos y personas de todas las religiones; hombres y mujeres son libres de vivir y adorar según su conciencia, y de seguir sus sueños. Mientras que las fuerzas del mal buscan matar a inocentes de todas las creencias, su nación ha respondido con compasión, caridad y generosidad”.

“Un futuro esperanzador para los niños de Oriente Medio requiere que el mundo reconozca plenamente el papel vital del Estado de Israel”.

“Estados Unidos está firmemente comprometido a evitar que Irán desarrolle un arma nuclear y que cese su apoyo a los terroristas y milicias que están causando tanto sufrimiento y caos en todo el Medio Oriente”.

“La convicción de Theodor Herzl resuena hoy en toda su verdad [en Israel]: “Todo lo que intentemos allí para nuestro propio beneficio redundará de forma poderosa y en beneficio de toda la humanidad”.


Primera Cumbre Islámico-Estadounidense

Durante su paso previo por Riad, Arabia Saudita, Trump encabezó la primera Cumbre Islámico-Estadounidense, donde exhortó a decenas de mandatarios de la región a luchar contra el terrorismo. También acordó una venta de armamento a los saudíes por 110.000 millones de dólares, y cuantiosas inversiones de ese país en Estados Unidos.

Paradójicamente, quien durante su campaña electoral llamó a prohibir toda inmigración de musulmanes a EEUU fue el líder político estadounidense recibido más calurosamente en la historia de Arabia Saudita. El portal FoxNews destaca que Trump no se refirió al “terrorismo islámico radical”, sino directamente a la “ideología islamista” y al “terror islamista de todo tipo” cuando exhortó a los presentes a “expulsar a nuestros enemigos comunes” y enfrentar a Irán, quien según el mismo portal era el “socio preferido” del ex presidente Barack Obama.

Ninguno de los cerca de 50 líderes presentes en la primera Cumbre Islámico-Estadounidense se salió de la lujosa sala, o pareció molestarse con las palabras de Trump.


Dura crítica a Abbas

Trump también se reunió brevemente en Ramala con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas. “La paz nunca puede arraigar en un lugar donde la violencia es tolerada, financiada e incluso recompensada”, señaló el mandatario estadounidense, en una dura crítica a la forma en que la AP apoya con altos salarios a los terroristas palestinos encarcelados por cometer ataques contra israelíes.

Trump, sin embargo, resaltó también que Abbas “se ha comprometido a tomar medidas firmes y necesarias para luchar contra el terrorismo”.

Abbas se refirió a la “histórica visita” de su homólogo, y dijo que el conflicto no es entre religiones: “Nuestro problema fundamental es con la ocupación y con los asentamientos, y con el rechazo de Israel de reconocer el Estado palestino”.

Abbas agregó: “Le reafirmamos nuestra posición de aceptar la solución de dos Estados a lo largo de las fronteras de 1967, el de Palestina con su capital en Jerusalén Este, viviendo al lado de Israel, en paz y seguridad y como buenos vecinos, así como la resolución de todos los asuntos del estatuto final sobre la base de la legislación internacional y acuerdos internacionales legítimos”.

Trump afirmó, en relación a los esfuerzos de paz: “El presidente Abbas me ha asegurado que está dispuesto a trabajar hacia ese objetivo en buena fe, y el primer ministro Netanyahu me ha prometido lo mismo. Estoy deseando trabajar con estos líderes hacia una paz duradera”.

Abbas cerró la reunión diciendo en inglés: “El presidente Donald Trump entrará en la historia. Será el presidente norteamericano que alcance la paz entre israelíes y palestinos”.

Con información de The Times of Israel, Aurora, Enlace Judío, EFE y FoxNews

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close