Leer Para Creer
17 Noviembre, 2017
Fe en nuestra capacidad de superar obstáculos
17 Noviembre, 2017
Mostrar todo

VaYetzé: nuestro recurso interior

Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

PARASHÁ

VaYetzé: nuestro recurso interior

“Y levantó osus pies, y fue hacia la tierra de los hijos de Kedem (Aram)”

Yaacov avanza sólo por la vida, se dirige al sitio donde deberá conseguir pareja, cumpliendo la orden de sus padres.

Llega al lugar, al manantial local, donde los pastores abrevan sus rebaños. La actitud normal de alguien no conocido, debería ser más o menos como la de Eliëzer cuando fue a buscar a Rivka. Él se apartó y se acercó poco a poco, habló con Rivka de forma tímida: “Por favor dame un sorbo de tu cántaro”, a pesar de venir con una caravana de diez camellos cargados de todo lo bueno, y portar el nombre y estatus de Abraham, el personaje más conocido de la región.

Pero Yaacov, al ver que los pastores reunían a sus ovejas, pensó que para ellos la jornada había ya concluido, y sin dudar les reprendió diciendo que el día todavía es largo, no era tiempo para recoger el ganado.

Como es sabido, Yaacov no tenía nada, se presentó solo, nadie lo conocía, y aún así se atrevió a reclamarles ¿Por qué?

Además, ¿Por qué motivo el versículo menciona en repetidas veces que Labán era hermano de su madre?, como dice el versículo: “Y fue cuando vio Yaacov a Rajel, hija de Labán, hermano de su madre, y el rebaño de Labán hermano de su madre, y se aproximó Yaacov y apartó la piedra que estaba sobre la boca del manantial, y abrevó el rebaño de Labán hermano de su madre”.

Y ¿Qué quería demostrar Yaacov al retirar de un solo movimiento la piedra sobre el pozo?

Yaacov, como fue recordado, llegó al lugar sin ningún bien material; no poseía nada. Sin embargo, lo único y más preciado que sí tenía, y siempre tuvo, fue la cualidad de perseguir la verdad en todo momento y bajo cualquier circunstancia.

Eso fue lo que demostró al encontrarse con los pastores. Pues es crucial ser correctos y responder al patrón - dueño de los animales - como fue estipulado en el contrato, y no debían terminar en ese momento su jornada laboral.

Al ver a Rajel, y el rebaño de su futuro suegro, sabía que se enfrentaba a alguien frontalmente opuesto a él. Labán era ya conocido por todos como un personaje incorrecto, mentiroso y aprovechador. Cualidades que demostró al encontrarse con Eliëzer cuando pretendió tomar a su madre Rivka como mujer para su padre. Por ese motivo en tres ocasiones el versículo recalca que Labán era hermano de su madre, pues fue justamente en el episodio mencionado cuando salieron a flote sus verdaderas cualidades.

De esta manera sabía que debía enfrentarse con él, y trabajar con ahínco para tomar a su hija Rajel como esposa, trabajar seis años más con el ganado de Labán para obtener su sustento. Y otro tiempo extra para evadir los distintos engaños que le hizo; para no darle absolutamente nada de aquello por lo que había trabajado. Y, como es sabido, lo consiguió al idear una manera para que las ovejas procreen animales moteados o con diferentes manchas, al abrevarlas y mostrarles en ese momento troncos descarapelados.

Asimismo Yaacov demostró que tenía fuerza física, como es mencionado en Rashí, no para alardear, Dios no lo quiera, sino para que sepan que tienen frente a ellos a una persona con todas las aptitudes que debe tener un buen trabajador, honestidad y fuerza física. Pues a partir de ese momento, y para los siguientes años, ese será su único recurso para casarse y buscar manutención.

Y así, todo lo que logró fue por medio de esa cualidad interna de buscar la verdad hasta las últimas consecuencias; en lo que lo rodea, y también en sus demás aptitudes personales, físicas y espirituales.

Este es el mensaje de nuestro patriarca Yaacov, pues sobre él está escrito que “lo tenía todo”, y se refiere, sin margen de error, a sus inapreciables cualidades humanas.

¡Shabat Shalom!

Yair Ben Yehuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close