PARASHÁ
Tazria-Metzorá: rumbo a la humildad
13 Abril, 2018
Shivá: Magda Weisz de Hartman Z’L 1917-2018
13 Abril, 2018
Mostrar todo

Viviendo a Israel en Venezuela

KEHILÁ

Setenta años de educación sionista. Setenta años de sueños, de proyectos de vida que se materializaron a partir de visiones que se creían utópicas, aquellas que surgían como respuesta a grandes incertidumbres o por situaciones de crisis, ese ha sido el lugar común del pueblo judío, es en esos momentos cuando nuestro pueblo ha sabido renacer de las cenizas, como el Ave Fénix.
Siete décadas de aprendizaje, de crecimiento a veces espontáneo y otras programado para ir abriendo paso a un camino, tal como lo hicieron los pioneros que llegaron a la tierra de Israel y la encontraron vacía y desnuda, y solamente con visión, convicción, fe y constancia construyeron poco a poco a uno de los países más ricos y exitosos del mundo, frente a predicciones negativas.
Cada vez que hablamos de Israel recordamos con nostalgia a esos primeros visionarios, desde activistas en comunidades judías en Europa hasta el mismo Herzl, el padre del sionismo por excelencia, y a todos sus compañeros, que enriquecieron el pensamiento creativo ideando nuevas metodologías para resolver una cuestión siempre relevante, primordial: la existencia del pueblo de Israel.
Luego, de manera natural me viene a la mente un acontecimiento histórico: la tarde de un viernes de Hei be’Iyar, en calendario hebreo, cuando David Ben Gurión reunió a su gente para concretar el proyecto de muchos y muchas visionarias que daría pie para el comienzo de una nación soberana en su tierra ancestral.
Padecimos muchas guerras y enfrentamientos, perdimos a muchos de nuestros mejores hombres y mujeres en la defensa del Estado y en sintonía con una creencia suprema que nos dirigía a todos como pueblo, dando como resultado a una nación que después fue indetenible, siempre en crecimiento, en desarrollo, con todos sus conflictos y retos, con todos sus desafíos políticos y sociales.
Nos convertimos en esa Startup Nation de la cual siempre hablamos con tanto orgullo, reconociendo los logros, los avances y la formación de las mentes más críticas, desarrolladas y aquellas que buscan la superación de una sociedad en crecimiento cada vez más inclusiva y heterogénea.
Sin duda alguna, el motor de formación y transformación siempre ha sido la educación judía o, como en algunos casos la solemos llamar, “la educación sobre Israel”, Horaat Israel. Esta educación permite la adaptación de los procesos particulares de las diferentes comunidades tanto en la diáspora como en la sociedad israelí, lo que hace que, por el hecho de ser judía, cada persona pueda entender que la educación es de interés común y no individual.
Un reto que habla de crecimiento comunitario se refiere en parte a la generación de un lenguaje actual y relevante, del que cada miembro de nuestro pueblo logre sentirse parte y con el que desarrolle una identidad nacional.
Particularmente en Venezuela, la relación que tienen los jóvenes y miembros de nuestra comunidad en general con Israel es cada vez mayor. Cada vez más y más jóvenes deciden dedicarle un año de su vida a experimentar la vida en Israel, entenderla por dentro para aprender a amarla.

KEHILÁ

Jóvenes universitarios de la kehilá a su llegada a Israel, en el marco del programa Taglit

Creemos que hay mucho más por hacer; debemos procurar que Israel se incorpore en cada aspecto de la vida de nuestros jóvenes, permitiéndoles obtener ese conocimiento sobre la sociedad, cultura y política israelí y comprender los desafíos que se viven; dándoles las herramientas para luego que puedan analizar y tomar una postura; desarrollando una conciencia colectiva, una responsabilidad mutua por el destino de nuestro Estado.
En aras de abordar estos grandes retos, la Agencia Judía y Hebraica como ente comunitario encargado del trabajo con la juventud, han trabajado de la mano para la creación e implementación de una inmensa gama de programas y actividades con contenido de gran relevancia, que pueden verse en estos recuadros.

Formación de jóvenes humanistas, sionistas y comunitarios

El movimiento juvenil educativo macabeo judeo-sionista Tnuat Noar pretende incentivar la creación de una generación de jóvenes macabeos proactivos comprometidos con su comunidad, que promuevan el humanismo a través de los valores del judaísmo y consideren a Israel como el único centro y hogar del pueblo judío.
– “Creemos que los jóvenes deben conocer su historia, la cultura de nuestro pueblo, debe vivenciar las distintas formas de llevar el judaísmo, deben conocer la realidad de Israel, deben estar comprometidos con su comunidad y deben buscar formas de contribuir para ser agentes de cambio”.
– “La tnuá desde dentro: desde pequeños, nuestros niños de primaria (janijim) aprenden sobre el judaísmo con un enfoque humanitario, comunitario, sionista y macabeo a través de sus madrijim de bachillerato, quienes se han formado en la Escuela de Pre-madrijim y Madrijim”. Esta tnua o movimiento se denomina Noar le Noar y pertenece a Macabi a nivel mundial.
– “Debido a que somos un ente educativo y siempre buscamos formar y mejorar la educación de nuestros jóvenes comunitarios surge la necesidad de aprovechar el espacio del Centro de Estudiantes del colegio para lograr activar nuevos jóvenes en los distintos campos que ofrece el departamento como Hasbará, Tikún Olam, Noar le Noar, entre otros”.
– “El Movimiento Universitario existe con la finalidad de ofrecer a los jóvenes un ambiente en el que se encuentren rodeados de judíos, en donde se conozcan y enlacen relaciones entre sí. En la situación actual en la que se encuentra Venezuela, se necesita un lugar seguro donde la población más joven pueda recrearse e informarse a través de shiurim y diferentes actividades y festividades judías”.

Hasbará: educación para contrarrestar la desinformación

Otra de las áreas que trabajan la Agencia Judía en conjunto con el Departamento de Juventud y Educación de Hebraica es el proyecto de Hasbará, a través del cual nuestros jóvenes comunitarios se forman a través de talleres, charlas para hablar e informar sobre los aportes tecnológicos, académicos y de bienestar humano que ha dado este país a lo largo de su corta historia, así como a defender las posturas políticas de Israel y su relación con el Medio Oriente, entre otros temas. También se involucra constantemente a madrijim, universitarios, directivos, profesionales, trabajadores de Hebraica y miembros.

Proyecto Mekorock: música, arte y judaísmo

Con este programa educativo que se lleva a cabo en el Centro Cultural Hebraica Gonzalo Benaím Pinto y el aporte de la Fundación Keren Pincus para la educación, además de contenidos a través de la Agencia Judía, se ha logrado promocionar desde hace más de tres años la identidad judeo-sionista de los jóvenes a través de la música y el arte.
Mekorock es un proyecto Internacional que compartimos con Departamento Zait de la comunidad de Emek Jefer en Israel
– “El proceso comienza con el estudio de las fuentes bíblicas (Beit Midrash) dirigido por la shlijá comunitaria y luego se sumergen al trabajo artístico en el que crean sus piezas desde una posición muy consciente y de liderazgo”.

Planes educativos en Israel

Entre la oferta de planes educativos para aquellos jóvenes que deseen estudiar, vivir o trabajar en Israel, se encuentran:
Masá: institución que abarca más de 250 programas vivenciales, académicos y de estudios judaicos.
Taglit: viaje de 10 días a Israel para conocerlo basándose en tres pilares fundamentales, el histórico, el espiritual y el cultural/social; y finalmente
El nuevo programa Onward: en él, jóvenes profesionales podrán vivir 10 semanas de pasantías laborales en las mejores empresas y corporaciones de Israel este próximo verano.
Y por supuesto, nuestro proyecto de Idud Aliá proporcionará la información acerca de los proyectos de vida en Israel y las diferentes oportunidades para potenciar la carrera laboral, profesional y buscar por mejor calidad de vida en nuestro país. El próximo paso en el cual estamos trabajando es en una plataforma informativa de capacitación continua y personalizada para los participantes y postulantes de aliá y olim de Agencia Judía.
KEHILÁ

Grupo de madrijim durante la despedida antes de partir a su programa de Shnat Hajshará (formación en liderazgo) en Israel

Shutfut, Proyecto de liderazgo comunitario

La shutfut es parte del programa de la Agencia Judía Partnership2gether Peoplehood Plataform (P2G), que se desarrolla con especial éxito desde hace varios años y que se ha convertido en un paradigma. El mismo permite la asociación de comunidades judías establecidas en la diáspora con ciudades o comunidades judías ubicadas en Israel.
Dentro de este proyecto, una de las iniciativas de asociación más importantes, iniciada en el 2001, es la que conecta a la comunidad judía de Venezuela con la ciudad de Shoham. Se trata del único puente que involucra a una kehilá establecida en América Latina con una ciudad hermana en el Estado judío en la formación de líderes comunitarios.
Entre las actividades más destacadas que se han realizado están:
– Seminario para líderes juveniles activistas de la comunidad (Shoham Venezuela Israel Leadership Seminar, SHVIL), quienes a través de un intercambio con sus pares israelíes vivencian capacitaciones y cursos de liderazgo y contenido, descubriendo las distintas facetas de la sociedad israelí. Todo esto en conjunto con sus pares de nuestra ciudad hermana.
Shiluv, un seminario pensado para jóvenes dirigentes de entre 25 y 40 años con características de activismo, liderazgo y creatividad que tengan en su haber tareas destacadas en sus ámbitos en la comunidad judía de Venezuela y la municipalidad de Shoham, respectivamente.
Además de lo mencionado, se desarrollaron programas especiales como Jidón Hatanáj y el seminario Manhigut de liderazgo en Venezuela, inaugurado hace dos años. Es un proyecto que intenta acercar a los jóvenes hacia nuestro vínculo con Israel, al judaísmo, y a la sensibilidad con el entorno contando con capacitadores de Israel y el continente tanto como locales.
La Agencia Judía, conjuntamente con Hebraica, participa y planifica tradicionalmente en los actos conmemorativos de Yom Haatzmaut, este año se realizará un evento social Jidón Hatzionut y un mural, “Mi lazo con Israel”. Para Yom Hazicarón, los movimientos juveniles honrarán a los soldados caídos en las guerras de Israel y las víctimas del terrorismo, y habrá una exposición fotográfica denominada Mi historia en Israel en el marco de la celebración de los 70 años de la creación de nuestro Estado.

Por Jesica Scheimberg*

*Shlijá comunitaria de la Agencia Judía, con la cooperación de la Gerencia de Comunicaciones e Información del CSDCR Hebraica.

 

 

 

 

RECUERDA

DENUNCIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close