Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
Cartas
Contraportada
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Magazine
Opinión
Página Dos
Parashá
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

DOSSIER

Yom Yerushalaim: 50 años de liberación y unificación



Han pasado cinco décadas desde aquella guerra en junio de 1967, donde las Fuerzas de Defensa de Israel rescataron la soberanía de Jerusalén, la cual desde 1948 permanecía en manos del Reino de Jordania. Ese día está marcado en el calendario hebreo como el 28 de Iyyar de 5727.

Redacción NMI

Y om Yerushalaim, también conocido como el Día de Jerusalén, es un día festivo en Israel y que también conmemoran los judíos en todo el mundo con lecturas de la oración Hallel para la alabanza y acción de gracias en las sinagogas, desfiles callejeros, fiestas, canto, bailes, conferencias sobre la historia y el futuro de Jerusalén.

Particularmente en Jerusalén, se realizan ceremonias estatales y servicios conmemorativos en honor a todos los que entregaron su vida en la Guerra de los Seis Días, presididas por el alcalde de Jerusalén.

Actualmente, luego de medio siglo, cada barrio de Jerusalén es diferente. Los visitantes y habitantes se encuentran con callejones tranquilos, bulliciosos mercados coloridos y el inigualable aroma picante del Medio Oriente. Hay quienes lo catalogan como una metrópolis antigua y a la vez moderna, donde la gente trabaja, juega, compra, se moviliza, discute y ama. Además, la ciudad de Jerusalén es reconocida mundialmente como el lugar sagrado, en el que conviven las tres principales religiones monoteístas del mundo, y por ello en cada rincón se escuchan oraciones y se invocan bendiciones.

Guerra de los Seis Días

En la primavera de 1967, las fuerzas árabes e israelíes se enfrentaron. El resultado fue una sorprendente victoria de Israel, en la que derrotó a tres ejércitos árabes en apenas seis días. A pesar de estar rodeados por todos lados, Israel venció en la guerra.

Las fuerzas israelíes controlaban la parte occidental de Jerusalén mientras que la antigua parte oriental, aparte de un pequeño enclave israelí en el Monte Scopus, era controlada por las fuerzas jordanas.

La parte oriental era importante por razones estratégicas y religiosas, ya que muchos sitios considerados sagrados se encuentran en dicha zona como: la Cúpula de la Roca y la mezquita de al-Asqa, de los musulmanes; el Monte del Templo y el Muro Occidental, de los judío; y la Iglesia del Santo Sepulcro, de los cristianos.

Las primeras horas de la guerra estuvieron marcadas por la “Operación Moked”, que permitió la destrucción de la mayor parte de la fuerza aérea egipcia en un lapso de tres horas. Israel no tenía intenciones de atacar a Jordania y por ello, envió un mensaje al rey de Jordania pidiéndole permanecer neutral, pero el ejército jordano que estaba bajo el mando de Egipto, recibió la orden de abrir fuego.

Después de seis días de intensos combates en tres frentes, las fuerzas israelíes conquistaron el desierto del Sinaí, la Franja de Gaza, Judea y Samaria, los Altos del Golán y liberaron íntegramente a Jerusalén.

La impactante victoria de Israel en la Guerra de los Seis Días, con Jerusalén, todo el Sinaí y el corazón bíblico de Eretz Israel, ahora bajo soberanía israelí, creó una euforia en todo el país. Al mismo tiempo, había una terrible tristeza por las más de 670 víctimas que dejó el combate.

Jerusalén fue el centro de la mayor celebración. Todo el día en la radio sonaba Yerushalaim shel Zahav (Jerusalén de oro) de Naomi Shemer, La canción había sido lanzada semanas antes de la guerra y rápidamente se convirtió en el himno de la victoria.

Ese 7 de junio de 1967 el primer ministro, Levi Eshkol, declaró: "Esta mañana las Fuerzas de Defensa de Israel liberaron a Jerusalén. Tenemos a Jerusalén unida. Hemos regresado al más sagrado de nuestros lugares, nunca nos separaremos de nuevo”.

Después de conquistar Jerusalén Oriental, Israel declaró por ley a toda la ciudad unificada como capital del Estado judío, y en los barrios árabes residen en la actualidad más de 300.000 palestinos.

Medio siglo después

Aun luego de 50 años de su liberación y unificación existen planes para fortalecer Jerusalén, es por eso que el gobierno israelí anunció, desde del año pasado, una serie de decisiones destinadas al mejoramiento y progreso de la ciudad.

El plan anunciado comprende acciones para desarrollar económicamente entre los años 2016 y 2020, e incluye la renovación de la infraestructura de la ciudad, promover el turismo a la Ciudad Vieja y a la Explanada del Muro de los Lamentos, continuar las excavaciones arqueológicas y la preservación del área.

El arte de vivir en Jerusalén

Jerusalén brinda a los apasionados por el arte y la cultura una gama de opciones. Encuentros con otras religiones, otras culturas y naciones han proporcionado a la ciudad una atmósfera única haciendo de este un lugar con una personalidad peculiar.

Una de las visitas inaplazables en el casco histórico son las murallas de la ciudad, construidas en el siglo XVI. En Jerusalén Oeste se pueden hacer visitas religiosas en el Monte Sión y la Tumba de David. Otros lugares de interés son la Tumba de los Jueces, el Museo de Yad Vashem (monumento conmemorativo a los millones de judíos que murieron en el Holocausto) y Mea Shearim (las cien verjas). Mientras que en el Este, los visitantes pueden seguir el Camino de la Cruz, entrar en la Iglesia del Santo Sepulcro, ver el Muro de los Lamentos, la Mezquita de la Cúpula de la Roca, la Mezquita de Al-Aqsa y las puertas de Jaffa y de Damasco.

La Tumba del Rey David es un lugar de peregrinación y oración, tanto para los judíos como para los musulmanes.

Una de las exposiciones más impresionante son “Las vidrieras de Chagall”, 12 ventanas elaboradas con cristales de vivos colores, que representan a las doce tribus de Israel, elaboradas por el artista judío Marc Chagall, para la sinagoga de Hadassah-Hebrew University Medical Center.

Una atracción muy visitada es el Time Elevator, un simulador virtual en el que se hace un repaso de la historia de Jerusalén desde sus orígenes.

Esta ciudad posee una enorme agenda cultural que ofrece exposiciones, presentaciones teatrales y musicales, conciertos y danza, sin nombrar otros espacios de esparcimiento como cafés, restaurantes, clubes y cines.

En la ciudad antigua y Jerusalén Este se encuentran los establecimientos más económicos. La ciudad nueva, en contraparte, tiene una vida nocturna mucho más activa.


(Continúa abajo)

Además, existen más de 50 museos, docenas de instituciones culturales, academias y escuelas que ofrecen cursos, a nivel de educación superior, para artistas.

El Jerusalem Theater es el lugar con representaciones escénicas más importantes, pero no es el único teatro de la ciudad. También el Khan Theatre destaca por su originalidad. Así como el Train Theatre, para los que se inclinan hacia las obras de marionetas. Aunque en todos estos espacios la mayoría de los espectáculos son en hebreo, también hay obras en inglés.

Para los interesados en profundizar en la música étnica, la literatura, la poesía y el pensamiento judío, el lugar más indicado es la Confederation House, institución cultural donde se realizan conciertos y encuentros con artistas judíos contemporáneos. Otra opción es el Beit Shmuel, centro cultural de similares características, que también ofrece alojamiento para visitantes a precios asequibles.

La Asociación de Pintores y Escultores de Israel tiene una interesante iniciativa gracias a la cual muchos artistas israelíes pueden exponer sus obras. En la sede de la asociación, la antigua Escuela Bezalel de Artes y Oficios (hoy en día Academia Bezalel de Artes y Diseño), se pueden visitar diversas exposiciones de arte contemporáneo.

El Museo de Israel, situado en Jerusalén, es el más importante del país. Cuenta con unos atractivos fondos permanentes y realiza exposiciones temporales continuamente. Dentro de sus instalaciones se puede visitar: el Museo Betzalel de Bellas Artes, Judaica y Etnografía; un ala arqueológica, con objetos desde los tiempos prehistóricos hasta el siglo XV; un jardín de esculturas; el Santuario del Libro; un espacio para jóvenes con un extenso programa educacional; el Museo Rockefeller y el Centro de Arte Paley.

Jerusalén, dividida durante la Guerra de Independencia de 1948, se reunificó en junio de 1967. Este año se cumple el 50º aniversario de la liberación de la ciudad, que sin duda marcó un hecho transcendental en la historia de Israel y los cuatro mil años de historia del pueblo judío.

El muro, que una vez separó la ciudad en dos, ya no existe y aunque los controles de seguridad son habituales Jerusalén invita a moverse libremente de una punta a otra a pie, en bicicleta o en automóvil.

Datos de Jerusalén que debes saber:

  • Un león es el emblema del municipio de Jerusalén.
  • Tiene 890.400 habitantes (64% judíos, 32% musulmanes y 2 % cristianos).
  • Posee 1.578 jardines y parques públicos.
  • 8.500 kilómetros de carretera se barren diariamente.
  • Jerusalén tiene más de 2.000 lugares arqueológicos.
  • Hay más de 30.000 trabajadores voluntarios en Jerusalén.
  • Existen más de 70 centros culturales que enseñan arte, música, poesía, literatura, y cómo obtener el mayor rendimiento para los jóvenes.
  • Hay más de 50 museos y 90 hoteles de alojamiento con más de 9.000 habitaciones.
  • Se realizan 30 fiestas anuales en Jerusalén, la mayor cantidad en todo Israel.
  • Se estima que existen alrededor de 150 mil tumbas que datan del siglo XV hasta ahora.
  • Hay 7 puertas abiertas en la ciudad vieja de Jerusalén.
  • Es el punto central de las tres fiestas judías: Sucot, Pésaj y Shavuot.
  • En los días de Abraham, Jerusalén fue llamada Shalem.
  • El Primer Templo fue supervisado por 3.300 hombres, y construido por 150.000 trabajadores judíos.
  • El rey David fue enterrado en el Monte Sión.
  • Hay más de 6000 especies de plantas en el Jardín Botánico de Jerusalén.
  • La longitud de la pared que rodea el casco antiguo es de 4 kilómetros.
  • 1 Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    demuestra que no eres un robot *

    Close