ESPECIAL
Piensen en ello 
27 Julio, 2018
Shivá
Shivá: Victoria Bali de Bassan 
27 Julio, 2018
Mostrar todo

Diversión, educación y valores se refuerzan en los vacacionales de Hebraica 

KEHILÁ

Jugando y aprendiendo 

 KEHILÁ

Con los años, Macabilandia, campamento vacacional de Hebraica por excelencia, ha pasado de ser un espacio recreativo de educación no formal a convertirse en un sitio para la educación integral, donde todos los niños de la comunidad tienen cabida. 

Para este verano existen propuesta para niños y adolescentes desde 2 hasta los 14 años: Macabilandia para Pre-maternal, Maternal y Línder; Campamento Polideportivo para Preparatorio, donde semanalmente los niños van pasando por varias disciplinas deportivas con el apoyo del Departamento de Deportes de Hebraica; y el campamento Mega Art, para las niñas de Preparatorio con propuestas artísticas de talleres creativos. 

Además está Megamot Gadol, para niños de primero a tercer grado, y Megateens, para los grados cuarto, quinto y sexto. 

Marcos Moreno, director de Vacacionales de Hebraica, explica: “Este año tenemos la opción de fútbol por la mañana para los niños de Primaria, acompañados por los entrenadores de la respectiva Escuela Deportiva de Hebraica. El campamento de Hebraica se ha convertido en un medio de educación tan importante como la educación tradicional, solo que aquí nos basamos en la experiencia, el contacto directo con la Naturaleza, por lo cual para padres e hijos llega a tener más relevancia que la educación tradicional”, comenta Moreno. 

Otros elementos que se emplean en estos planes vacacionales son el valor de la amistad y conocimientos diferentes a los que pueden adquirirse un salón de clases. 

Los planes están organizados en temporadas de tres semanas, en la tercera de las cuales los participantes, desde primer grado hasta segundo año de bachillerato, pernoctan en Hebraica. 

Las temáticas son variadas, siempre resaltando el contenido judío en las diferentes actividades: por ejemplo, en la “Semana de la Galaxias” hablaron sobre los astronautas judíos que han participado en misiones al espacio. Siempre están en la busca de elementos simbólicos que vinculen con el judaísmo y con el idioma hebreo. “Los viernes celebramos el Kabalat Shabat con acompañamiento de la morá Rose Bishmajer, quien también nos ha ayudado durante el año a los guías no comunitarios en este proceso”, explica Marcos Moreno. 

Moreno se encuentra dirigiendo estos planes luego de haber cursado un diplomado en Dirección de Campamentos en la Universidad Metropolitana, que organizó la Asociación Americana de Campamentos con estándares ACAMP. 

Junto a la participación de la Asociación Nacional de Campamentos, y un grupo de 15 madrijim y recreadores, se llevó a cabo un proceso de preparación desde marzo pasado, con encuentros semanales en que se discutió sobre temáticas que fueron desde la sicología del aprendizaje hasta los juegos deportivos, y se introdujeron los contenidos judaicos. 

Cabe señalar que los jóvenes de la kehilá que fungen como recreadores pertenecen a los movimientos juveniles de Hebraica Escuela de Madrijim y Noar le Noar. 

 

Redacción NMI. 

 

 

RECUERDA

DENUNCIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close