Hebraica celebró la reapertura del Café Kohn Café
24 Marzo, 2017
Israel organizará en la ONU un nuevo acto contra campaña BDS
24 Marzo, 2017
Mostrar todo

Kehilá argentina conmemoró 25 años del atentado contra la embajada de Israel

ISRAEL/DIÁSPORA

Un cuarto de siglo sin justicia

Kehilá argentina conmemoró 25 años del atentado contra la embajada de Israel

C on el tradicional acto en la plaza seca de Arroyo y Suipacha, se conmemoraron los 25 años del atentado terrorista contra la embajada de Israel en Buenos Aires, ocurrido el 17 de marzo de 1992.

La ceremonia comenzó formalmente a las 2:50 pm, hora en que la explosión destruyó la sede diplomática y afectó edificios aledaños, y se convirtió en uno de los mayores ataques terroristas internacionales perpetrados en Argentina, junto con el ataque a la mutual judía AMIA en 1994, que provocó 85 muertes.

Ambos hechos permanecen impunes, sin culpables tras las rejas, aunque en las investigaciones se haya determinado que la perpetradora haya sido la organización terrorista pro-iraní Hezbolá.

Del arco político estuvieron presentes la vicepresidenta Gabriela Michetti, el gobernador de Tucumán Juan Manzur, los ministros de Seguridad Patricia Bullrich, de Relaciones Exteriores Susana Malcorra y de Cultura Pablo Avelluto, el titular del Sistema de Medios Públicos Hernán Lombardi, el vicejefe de Gobierno Diego Santilli, el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, la subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural Pamela Malewicz, el secretario de Gobierno y Relaciones Internacionales Fernando Straface, y el embajador de Israel en Argentina, Ilán Sztulman.

Yuval Rotem, funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, pronunció un sentido mensaje en el que apuntó contra Irán: “Planificó el atentado mediante su brazo ejecutor, Hezbolá”. “El terrorismo iraní no tiene freno”, subrayó. Además, solicitó que la justicia no solo persiga a quienes perpetraron el ataque, sino a quienes lo financiaron.

Ilán Sztulman también enfiló sus palabras contra Irán: “No podemos dejar trascurrir otros 25 años y que los asesinos sigan en Teherán como si nada hubiera pasado, difundiendo esa ideología obscena que glorifica la muerte y no la vida”.

El atentado a la embajada de Israel se produjo el 17 de marzo de 1992, durante el primer gobierno de Carlos Menem, y dejó como resultado 22 muertos según las cifras oficiales, aunque por restos encontrados posteriormente se calcula que las víctimas fatales ascenderían a 29.

Gabriel Pichón, uno de los sobrevivientes del atentado a la embajada de Israel, reclamó “no olvidar, porque olvidar es morir dos veces. Pedimos y seguiremos pidiendo descubrir y enjuiciar a los responsables intelectuales y materiales de la masacre, y volvemos a exigir a los jueces de la nación hacer justicia de una vez y para siempre”.

La vicepresidenta Michetti informó que, ese mismo día, senadores y diputados firmaron una resolución para levantar el secreto de las sesiones que se realizaron en la Comisión Bicameral de Seguimiento de la investigación del atentado.

El presidente Mauricio Macri recibió a familiares de víctimas y sobrevivientes del atentado. Durante el encuentro, realizado en la Quinta de Olivos, expresó que “finalmente” se comprendió que “no fue un atentado a la comunidad judía” sino contra “todos los argentinos”. El gobierno destacó que es la primera vez que familiares de las víctimas y sobrevivientes del ataque vienen especialmente desde Israel a Argentina para reunirse con un presidente.

Fuente: Infobae. Versión NMI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close