Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
Cartas
Contraportada
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Magazine
Opinión
Página Dos
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

PÁGINA DOS

Leer para creer

Sami Rozenbaum, Director NMI

E n julio de 2014, mientras se desarrollaba el más reciente conflicto entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza (Operación Margen Protector), la prestigiosa revista médica británica The Lancet publicó una “Carta abierta a los habitantes de Gaza”. El texto, escrito por cinco prominentes médicos y firmada por otros 19, era virulentamente crítico de Israel, lo que de entrada resultó sorprendente tratándose de una revista académica.

La carta acusaba a Israel de mentir para crear un estado de emergencia, de realizar una “masacre”, y de “aterrorizar y dañar el alma y el cuerpo” de los habitantes de Gaza. Además culpaba a los médicos israelíes como cómplices en violaciones de derechos humanos.

Por otra parte, la misiva calificaba a Hamás como un movimiento comprometido a resolver el conflicto político “sin armas ni causar daños”, obviando que la guerra se inició por el lanzamiento por parte de Hamás de cientos de cohetes a áreas civiles israelíes, y pasando por alto hechos demostrados como el uso de los propios habitantes de la Franja como escudos humanos, o la táctica de emplazar plataformas de lanzamiento y arsenales en escuelas y centros médicos, incluyendo el Hospital Al-Shifa, el más importante de Gaza.

La carta desató una oleada de indignación en Israel y otras partes del mundo. Como informa el portal aishlatino.com, un grupo asentado en Jerusalén que hace seguimiento a las organizaciones no gubernamentales, NGO Monitor, descubrió que los autores de la carta tenían vínculos con agrupaciones antisemitas: dos de ellos habían compartido un video de David Duke, ex líder del Ku Klux Klan, contra los judíos e Israel; otro había reenviado un mensaje en el que se afirmaba que los “judíos y sionistas” estaban detrás del entonces reciente atentado de Boston; mientras que un tercero había viajado a Gaza como muestra de solidaridad durante el propio conflicto.

En lugar de quedarse con la rabia por el injusto ataque (tras enviar a The Lancet una carta que no fue publicada), el médico Karl Skorecki, directivo del Hospital Rambam de Haifa, propuso a esa institución invitar a Israel al editor jefe de la revista, Richard Horton. Este había visitado varias veces Gaza y Cisjordania, pero nunca había estado en Israel. Horton aceptó la propuesta, y llegó a Haifa en septiembre de ese mismo año 2014.

Desde que puso pie en el Hospital Rambam, a Horton comenzaron a abrírsele los ojos. Se enteró de que allí había muchos pacientes sirios heridos en la guerra civil, que habían cruzado la frontera sabiendo que recibirían atención médica; también había pacientes palestinos de Cisjordania. Además descubrió, sorprendido, que más de una cuarta parte del personal estaba compuesto por médicos y enfermeros árabes israelíes.

Horton se reunió también con las comunidades árabes de Haifa, Tel Aviv y Acre. En Nahariya se entrevistó con Masad Barhoum, director del Centro Médico de la Galilea Occidental, quien le expresó cuán orgulloso está de ser árabe israelí.

Antes de su partida, Horton se dirigió al personal del Hospital Rambam, al que expresó su “profundo arrepentimiento” por la publicación de la sesgada carta en The Lancet: “En Rambam veo un inspirador modelo de sociedad entre árabes y judíos. Veo cómo se ofrece una mano abierta que es tomada con gusto por familias de Gaza, Cisjordania y Siria, donde esas personas vivían situaciones de peligro mortal. Veo a Rambam como ejemplo de un futuro pacífico y productivo entre los pueblos, lo cual descubrí que existe en los hospitales de Israel”.

Esta semana se demostró nuevamente que visitar Israel es la mejor forma de acabar con los prejuicios. Por iniciativa de Richard Horton, The Lancet dedica la totalidad de su última edición a la medicina en Israel, sus logros y desafíos; es uno de los pocos números de la revista que se han dedicado por entero a un solo país. Horton afirma, con orgullo, que se trata del estudio independiente más profundo que se haya publicado sobre el sistema de salud de Israel; varios investigadores israelíes señalan que la edición “tendrá impacto mucho más allá del ámbito de la medicina y del mundo académico”.

Un registro para la historia

@jorgerpsuv retwitteó 8 mayo: @AlbertoRT51 Jorge Rodríguez habla sobre incidente de su hija en Australia: La atacante es Deborah Goldberg Solomovic, una amiga de Lilian Tintori

@polopositivo55 9 mayo: Deborah Goldberg Solomovic (doble apellidos judíos) debería apenarse por actuar como asesinos de sus abuelos y demás familiares –los nazis

@AlbertoRT51 17 mayo: Maduro: “Los chavistas somos los nuevos judíos del siglo XXI. No tenemos la estrella de David sino el corazón rojo”

@enpaiszeta 17 mayo: El presidente Nicolás Maduro dijo que chavistas son judíos del siglo XXI pero Chávez los maldijo

elnuevoherald.com (17 de mayo): Comunidad judía repudia que Maduro compare ataques a chavistas con Holocausto

actualidad.rt.com (17 de mayo): Maduro: “Los chavistas somos los judíos del siglo XXI, que persiguió Hitler”

eluniversal.com (17 de mayo): Chavistas somos como los judíos que persiguió Hitler: Nicolás Maduro

caraotadigital.net (18 de mayo): Comunidad judía rechazó las comparaciones de Maduro sobre el Holocausto. La Caiv indicó que sigue con mucha atención los acontecimientos que están ocurriendo en Venezuela pero que ha optado por no intervenir en la diatriba electoral.

el-nacional.com (19 de mayo): Comunidad judía rechaza comparación de Maduro con el Holocausto. La confederación también rechaza cualquier manifestación de intolerancia, agresión verbal o física venga de donde venga.


Estimados lectores:

Durante más de 40 años, Nuevo Mundo Israelita ha llevado cada semana a nuestros hogares el acontecer comunitario, información sobre Judaísmo y actualidad sobre Israel. Así, se ha convertido en uno de los pilares de nuestra kehilá, siendo nuestro referente informativo más importante dentro y fuera de la comunidad.

Hoy NMI debe adaptarse a las condiciones económicas del país. Para ello, y a fin de continuar prestando un servicio de calidad, estamos incorporando la modalidad de suscripción para quienes deseen recibir el semanario en sus hogares.

El procedimiento y costo para suscribirse será anunciado próximamente. Estamos seguros de que esta medida contará con la comprensión de todos.

Hace 8 años y 4 meses que no tenemos representación diplomática de Israel en Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close