PARASHÁ
VaYakhel: impersonalidad
2 Marzo, 2018
KEHILÁ
Colegio Moral y Luces envió delegación al SIBMUN 2018
2 Marzo, 2018
Mostrar todo
LEER PARA CREER
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

LEER PARA CREER

Activista legal contra el antisemitismo

B rooke Goldstein es una abogada de Nueva York, fundadora de la ONG The Lawfare Project (https://thelawfareproject.org/) que lucha por los derechos civiles de los judíos. Así como suena. Y por lo visto lo ha hecho con éxito.

Como narra el portal Libertad Digital, todo comenzó en 2004, cuando Goldstein vio por televisión la noticia sobre un adolescente musulmán con discapacidad, Hussam Abdo, que había sido forzado a colocarse un chaleco con explosivos para intentar inmolarse ante soldados israelíes. Sobrecogida por semejante horror, Goldstein, quien aprendió producción audiovisual cuando quiso dedicarse al derecho en el mundo del espectáculo, se basó en la historia de Hussam para grabar un documental titulado The Making of a Martyr (“La creación de un mártir”), para el cual viajó a Israel e incluso llegó a entrevistar a líderes de los terroristas palestinos, como el comandante de las Brigadas al-Aqsa.

En ese momento, Goldstein estaba especializándose en los derechos del niño, y dedicó su tesis al reclutamiento de menores musulmanes para actos terroristas, lo que no duda en calificar como “la mayor violación de derechos humanos de nuestro tiempo”. También ha escrito libros sobre el tema, y asegura que se trata de un problema que debería preocupar a todo el mundo: “La forma en que se eduque a los niños musulmanes nos afectará a todos; en unos años, cuando crezcan, afectará también a mis hijos". Por ello se dedica a defender los derechos de los niños y las mujeres musulmanas para protegerlos de su utilización por parte de los terroristas.

Además, su activismo es proactivo: “Pensé que no era suficiente con defenderse, había que pasar a la ofensiva y litigar por los derechos civiles, especialmente los de mi comunidad". De allí surgió The Lawfare Project.

Defender los derechos civiles de los judíos suena extraño, sobre todo en Estados Unidos, pero Goldstein recuerda que el antisemitismo ha venido creciendo aceleradamente durante los últimos años, tanto desde la extrema derecha como la extrema izquierda, lo que se observa especialmente en los campus universitarios: “Los estudiantes están siendo literalmente golpeados por ser judíos, y se están violando su libertad de expresión y otros derechos”, tema que, por cierto, se ha reseñado en esta sección de NMI en varias oportunidades.

Una explicación que la abogada ofrece para este fenómeno ha sido poco divulgada: “Las más altas instituciones académicas de Estados Unidos están siendo financiadas por dictaduras totalitarias del Medio Oriente, como Catar o Arabia Saudita”, lo que está introduciendo el fanatismo en determinados departamentos, hasta el punto de que “los profesores están señalando a algunos estudiantes [por ser judíos]”, dice, citando casos concretos como la Universidad de Boston o la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), que según ella “tiene como política no escrita no contratar judíos ortodoxos”. Goldstein compara esto con las Leyes de Núremberg de la Alemania nazi, que entre otras cosas excluyeron a los profesores y estudiantes judíos de los campus.

La jurista agrega: “Se trata de un plan estratégico implementado cuidadosamente. Mucha gente habla de la injerencia rusa pero, ¿qué pasa con la influencia que los países islámicos tienen en los campus universitarios gracias a su financiamiento?”. Según Goldstein, esto viene ocurriendo desde hace décadas, y los resultados se están viendo ahora en la forma de una creciente radicalización y polarización, a medida que los egresados de esas universidades se integran a la política.

Ella aclara que el fenómeno de la polarización no comenzó con el presidente Trump, sino con Barack Obama. Lo peor, afirma, es que “se han creado oportunidades para los extremistas en todos los ámbitos, tanto en la izquierda —con grupos que presumen de antifascistas pero en realidad son fascistas—, como en la derecha con grupos nazis”.

Goldstein continúa: “[Muchos] dicen que no son antisemitas sino antisionistas, pero el sionismo es el movimiento por los derechos civiles de los judíos, el primer movimiento de derechos civiles y el que inspiró a otros”. La diferencia de nuestra época, dice, es que ahora existe el Estado de Israel, y “los judíos ya no tenemos mentalidad de gueto”. Por eso se debe “pasar a la ofensiva, porque la actitud defensiva y la inversión en propaganda favorable ya no funcionan más”. La ofensiva a que se refiere consiste en demandar legal y hasta penalmente. Además, insiste en que “los retos que enfrentan los judíos e Israel son los mismos que tienen que afrontar las democracias occidentales”.

The Lawfare Project se financia con donaciones privadas, tanto de personas como instituciones. Ha llevado a cabo varios litigios, y según Goldstein se han obtenido “soluciones concretas”. Su misión puede resumirse en esta frase: “proteger el derecho de los judíos a vivir sin verse acosados por la violencia”.

RECUERDA

DENUNCIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close