PARASHÁ
Ki Tisá: Intención y Corazón
23 Febrero, 2018
DOSSIER
Tres inventores judíos poco conocidos
23 Febrero, 2018
Mostrar todo

Parashá Terumá: dando y elevándonos

Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

VIDA RELIGIOSA

Parashá Terumá: dando y elevándonos

Moré David Chocrón

I nmediatamente después del Recibimiento de la Torá y de las leyes Mishpatim que reglamentan la vida social, surgió el deseo de construir el templo portátil –Mishkán- a pesar de que todavía no habían conquistado la tierra de Israel. Y cabe la pregunta: ¿qué es la tierra de Israel? Nuestros sabios nos explican que el primer hombre –Adam- se creó de la tierra de todos los continentes del mundo juntadas en el lugar donde se encontraba el Kodesh HaKodashim en el Templo. Después de ello, Hashem le insufló a este gólem –“modelo humano”- alma de vida, que es nuestra alma. Es decir, para el Zóhar el cuerpo de cada judío se llama Éretz Israel, la tierra de Israel que puede conquistarse cuando logran doblegarse los impulsos animales del cuerpo, la carne, por el instinto espiritual; aquel que busca elevarlo y hacer de la persona un ente más apegado a su Creador. El principio de este desafío se va logrando a medida que la persona sepa y voluntariamente entienda que sus logros materiales solo vienen por ayuda divina y compartiendo materialmente con los menos afortunados lo que Hashem le ha otorgado.

Al dar una ofrenda –Terumá, de la raíz etimológica hebrea de Romem, “elevarse”–, está elevando algo material y le impone una energía espiritual en algo que tendrá un provecho en beneficio de los demás, ocasionando tzédek –justicia, tzedaká en la sociedad. Ya de esta manera se convierte en socio formal del Creador. El dar es lo que fundamentalmente vio Dios en Abraham para convertirlo en el padre de la estirpe judía. Es el sello que denota a todo yehudí y a toda comunidad en Israel y en la Diáspora.

¡Baruj Hashem Leolam Amen Veamen!

moredavidchocron@gmail.com

Inmediatamente después del Recibimiento de la Torá y de las leyes Mishpatim que reglamentan la vida social, surgió el deseo de construir el templo portátil –Mishkán- a pesar de que todavía no habían conquistado la tierra de Israel.

RECUERDA

DENUNCIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close