Yom Yerushalaim: 50 años de liberación y unificación
19 Mayo, 2017
Deportistas de la kehilá se preparan para representar a Venezuela en Israel
19 Mayo, 2017
Mostrar todo
Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
Cartas
Contraportada
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Magazine
Opinión
Página Dos
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

OPINIÓN

Pensamiento flexible


Sol Benchimol*

S e entiende como pensamiento un conjunto de ideas que sirven para interpretar la realidad, planificar acciones, superar obstáculos, enfrentar y resolver problemas. Este pensamiento es subjetivo, propio de cada uno, se construye a través de las creencias, experiencias, recuerdos, el aprendizaje, el lenguaje y en cómo percibimos el entorno.

De acuerdo a cómo pensamos, sentimos y actuamos, radica la importancia en desarrollar pensamientos constructivos, funcionales y optimistas que permitirán una mayor adaptabilidad al medio en el que se vive. Esta adaptabilidad también se da a través del desarrollo de un pensamiento flexible, ya que las mentes rígidas se convierten en ideas obsesivas, en límites, en reglas, en saberes estructurados, que por tanto no dan permiso a dudar, y esto genera mucha angustia. Se quiere “sí o sí” hacer las cosas al modo propio, se resiste el cambio, se es defensivo, y a veces se tiende a contraatacar al otro por pensar diferente. Se permite un solo punto de vista.

Contrariamente, el pensamiento flexible da permiso de romper los propios paradigmas, de escuchar sin juzgar, de ser receptivos, de tomar consejos que sean beneficiosos para uno, de explorar varias formas de ver la realidad, de quitarse los “debería”, de aceptar los errores y asumirlos con responsabilidad, de ser humildes y aprender de todos, de ser autocrítico y analizarse constructivamente sin llegar a culparse o lastimarse por los errores, más bien tratar de aprender de ellos. Esto no significa renunciar a las creencias y valores, sino darse la oportunidad de escuchar las posiciones contrarias y probar alternativas.

Cuando se asume esta postura nos volvemos más receptivos, aprendemos más, solucionamos mejor los problemas, diversificamos nuestras alternativas, damos paso a otras realidades.

Los pensamientos con estas características promueven el crecimiento emocional, intelectual y personal, se abren recursos para enfrentar diversas experiencias, se regulan las tensiones y aumenta el bienestar. Esta es la antesala para un actuar más asertivo y adaptable.

*Sicóloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close