Muere Simone Veil, sobreviviente del Holocausto e ícono de los derechos de la mujer
7 Julio, 2017
Pureza familiar: las mikvaot en Venezuela
8 Julio, 2017
Mostrar todo

Simone Veil, Venezuela y América Latina

Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en los títulos
Buscar en los contenidos
Buscar en los mensajes
Buscar en las páginas
Filtrar por categorías
1665
1667
1679
1680
1683
1684
1685
1686
1687
1965
1987
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
2025
2026
2027
2028
2029
2030
2031
2032
2033
2034
2035
2036
2037
2038
2039
2040
2041
2042
2043
2044
2045
2046
2047
2048
2049
2050
2051
2052
2053
2054
2055
2056
2057
2058
2059
2060
2061
2062
2063
2063 impreso
2064
2065
2066
2067
2068
2069
2070
2071
2072
2073
2073-A Solo Web
2074
2074-A Solo Web
2075
2076
2077
2078
2079
2079 Impreso
2080
2080 impreso
2081
2082
2083
2084
2085
2086
2087
2088
2089
2090
2091
2092
2093
2094
2095
2096
2097
2098
2099
2100
2101
2102
2103
2104
2105
2106
2107
2108
2109
2110
2111
2112
2113
Cartas
Destacados
Destacados Anteriores
Dossier
Dossier Anteriores
Ediciones Anteriores
Especial
Gastronomía
Información
Israel/Diáspora
Kehilá
Leer para creer
Magazine
Noticias
Opinión
Parashá
Raíces
Shivá
Uncategorized
Vida Religiosa
XL
XLI
XLII
XLIII
XLIIII
XXV
XXXIX
XXXV
XXXVI
XXXVII
XXXVIII

ESPECIAL

Simone Veil, Venezuela y América Latina

Milos Alcalay*

M ucho se ha escrito estos días sobre la triste noticia de la desaparición de la gran líder humanista Simone Veil, quien deja una enorme estela que marcó el compromiso de un futuro de paz y cooperación en el mundo. Como ministro liberal de Valery Giscard D’Estaing, fue la más popular de su gabinete, marcando el rumbo político de su país natal. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, le hizo un emotivo homenaje en el Patio de Honor del Palace des Invalides, ante la presencia de jefes de Estado, ex presidentes y sus admiradores. Anunció que sus restos reposarán en el Panteón Nacional junto a los grandes personajes que marcaron la historia de Francia.

Pero Macron reconoció también su identidad europeísta, cuando afirmó: “Ella amaba a Europa: siempre la defendió porque sabía que en el corazón del sueño europeo descansaban también la paz y la libertad por las que tanto había luchado”. A este reconocimiento se sumó el actual presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, al reunir a sus colegas en Estrasburgo para destacar su “aporte histórico” desde el mismo momento de su designación como primera presidenta del Parlamento Europeo a raíz de la primera elección por votación directa y universal, en 1979.

Quisiera resaltar su aporte invalorable también en sus relaciones con América Latina. Recibí de ella el privilegio de aceptar mi designación como representante permanente del Parlamento Latinoamericano y del Parlamento Andino ante el Parlamento Europeo en Bruselas. Cada vez que había una reunión, una resolución o un encuentro sobre América Latina, Simone Veil me invitaba a participar, demostrando su compromiso en fortalecer la democracia en nuestra región. Para ello designó varias misiones: sea para la paz en Centroamérica, o para denunciar las dictaduras de Pinochet, Videla, Stroessner y otros déspotas latinoamericanos. En otro artículo destacaré su presencia en los foros del Parlamento Europeo-Parlamento Latinoamericano, embrión de EUROLAT.

Venezuela era entonces una isla democrática admirada por las diferentes corrientes políticas en la región y en Europa. Su primera visita a nuestro continente comenzó por Caracas, donde fue recibida por el presidente Luis Herrera Campins, en el Congreso por Godofredo González y su vicepresidente, Reinaldo Leandro Mora; por los diferentes partidos políticos; por la prensa y por las más variadas personalidades del país que querían conocer a “Madame Europe”. Simone Veil rompió el protocolo del Parlamento Europeo al invitar a Luis Herrera Campins como el primer presidente no miembro de la Unión Europea, que se dirigió desde la plenaria de Estrasburgo a los diputados. Ese precedente fue invocado después en múltiples ocasiones, pero le cupo a Venezuela el honor de recibir esa distinción.

En Caracas, la comunidad judía de Venezuela reunió a su liderazgo en la sede de la UIC en San Bernardino, pues quería conocer a la leyenda hebrea. Simone Veil fue una de las sobrevivientes de la Shoá, logró salir con vida de los horrores del campo de concentración de Auschwitz. En sus respuestas al liderazgo comunitario destacaba, a cada momento, la importancia de la memoria para impedir que lo inconcebible vuelva a ocurrir nunca más. Por ello, hoy los venezolanos estamos de luto, al igual que los europeos.

*Ex embajador de Venezuela en Israel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

demuestra que no eres un robot *

Close